El nuevo coronavirus avanza implacable en medio de la reapertura por varios estados del sur y el oeste del país, como Florida, Texas, California y Arizona, que volvieron a batir récords de casos diarios esta semana, según los datos difundidos este juevespor sus respectivos departamentos de Salud.

Llama la atención el aumento reportado por las autoridades estatales de Texas, donde este martes hubo por segundo día consecutivo un incremento de más de 5.000 contagios (5.489), una subida diaria sin precedentes, ya que desde el inicio del registro de los datos el pasado 26 de marzo su Departamento de Sanidad nunca había informado de casos diarios por encima de 5.000.

De esta manera, Texas suma ya 120.370 infectados por coronavirus y 2.220 muertes desde el inicio de la pandemia.

California también vive un crecimiento exponencial de los contagios, con 7.149 casos diarios a fecha del martes, lo que equivale a un incremento del 69 por ciento en los dos últimos días y supone un crecimiento inédito desde que comenzó a documentar las infecciones en su página web el 19 de marzo pasado.

En consecuencia, California llega a un total de 190.220 casos confirmados y 5.632 fallecimientos.

"No podemos continuar haciendo lo que hemos hecho en las últimas semanas", reflexionó el gobernador de California, Gavin Newsom.

"Comprensiblemente muchos hemos desarrollado un poco de claustrofobia, algunos diría que han desarrollado un poco de amnesia, otros han bajado francamente la guardia", lamentó en una rueda de prensa.

PICOS SIN PRECEDENTES EN ARIZONA Y FLORIDA

Asimismo, Arizona sufrió un pico sin precedentes el martes tanto de casos diarios como de fallecidos, con 3.593 nuevos contagios y 42 muertos en un día, mientras que este miércoles las infecciones han descendido a 1.795 y las víctimas se han duplicado a 79, según datos de su Departamento de Sanidad.

En la misma línea, Florida experimentó en las últimas veinticuatro horas un nuevo récord de casos, con 5.508 nuevos contagios confirmados y 43 fallecidos a las 11.00 hora local de este miércoles, de acuerdo a los datos de su Departamento de Sanidad.

Con esta subida, Florida alcanza un total 109.014 infectados por coronavirus y los 3.281 decesos desde el 1 de marzo, fecha en que oficialmente comenzó la pandemia en este estado.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, indicó que este aumento en el número de contagios se debe a una combinación del incremento en las pruebas realizadas y el contacto "natural" entre la población joven.

Este crecimiento de los contagios en el sur y el oeste del país está llevando a que otros estados adopten precauciones, y a que otras naciones se muestren precavidas a la hora de reanudar los viajes con EEUU.

CUARENTENA PARA VIAJEROS PROCEDENTES DE FOCOS DE COVID-19

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció que su estado y los vecinos Nueva Jersey y Connecticut impondrán una cuarentena de 14 días a los viajeros procedentes de focos de COVID-19 en EEUU para evitar nuevos contagios en la región más golpeada por la pandemia.

En una rueda de prensa, Cuomo explicó que Nueva York, que ha sido el epicentro del coronavirus en EEUU, ha "trabajado muy duro para reducir la tasa de transmisión" y las autoridades no quieren que esos avances se reviertan al recibir viajeros de otros estados que "literalmente traigan con ellos la infección".

"Lo que pasa en Nueva York pasa en Nueva Jersey y pasa en Connecticut", reconoció el político demócrata, que informó de que los gobernadores del área triestatal han acordado imponer la medida a partir de esta noche a nueve estados que presenten una alta tasa de infección.

Especificó que en este momento la cuarentena se aplicaría a viajeros procedentes de Alabama, Arkansas, Arizona, Florida, Carolina del Norte y del Sur, Washington, Utah y Texas, pero matizó que esos focos "pueden cambiar", por lo que las autoridades "actualizarán diariamente" quiénes están sujetos a la orden.

Y el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, ordenó a la población del estado el uso de mascarilla cuando estén en público.

En el conjunto de EEUU hay ya más de 2,3 millones de casos confirmados y 121.000 fallecidos, lo que le convierte en la nación del mundo más afectada por la pandemia, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Esa fuente apuntó que solo este martes el país experimentó 34.700 contagios, un número no visto desde abril.

EEUU QUIERE PODER VIAJAR PESE A LA PANDEMIA

Pese a que EEUU no logra frenar la transmisión, el secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo en una rueda de prensa el miércoles que trabaja con los aliados europeos para ver cómo se pueden reanudar los viajes internacionales, tras las informaciones recientes que apuntan que la Unión Europea (UE) podría no reabrir sus fronteras a viajeros estadounidenses debido a la gran incidencia de COVID-19 en el país.

E incidió en que "es importante para EEUU conseguir que los europeos puedan volver a viajar a EEUU, es importante, muy importante, para los europeos reconectar completamente con la economía de EEUU también". EFE