La presidenta del condado de Montgomery, Nancy Navarro, conjuntamente con el Ejecutivo del condado, Marc Elrich, han emitido el viernes 12 de julio, en vista del ambiente de preocupación en la comunidad inmigrante, el siguiente mensaje:

El Condado de Montgomery valora grandemente a su comunidad; la cual está conformada por personas de diversos orígenes, culturas y naciones. En estos momentos de tanta tensión, queremos asegurarles a las personas que residen en nuestro condado que continuará siendo una comunidad acogedora para todos.

La reciente afirmación del presidente de que instruirá al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los EE. UU.  (ICE, por sus siglas en inglés) y otras autoridades federales de ejecutar redadas migratorias o detener a inmigrantes ha causado, una vez más, preocupación, temor e incertidumbre en nuestra comunidad. Este tipo de acción punitiva se ha convertido en una rutina para la administración Trump, por lo que continuaremos protegiendo losderechos civiles de los miembros de nuestra comunidad. Afirmaciones como esta, hacen que sea más difícil la aplicación de la ley para los departamentos de policía locales y sobre todo generar confianza con aquellos a los que tienen la obligación de servir y proteger. Queremos que todos en nuestra comunidad sepan que nuestras agencias del orden y otras agencias de apoyo del condado continuarán cumpliendo con las leyes, normas y regulaciones locales. En el Condado de Montgomery no preguntamos sobre el estado migratorio de nadie, ni tampoco realizamos redadas o investigaciones de inmigración, tal y como lo está establecido en nuestras regulaciones locales. Queremos alentar a todos aquellos que lo necesiten a buscar ayuda de organizaciones que brindan asistencia y asesoramiento legal, para que las personas conozcan sus derechos si son detenidas por ICE.

A diario, los líderes del Condado están trabajando juntos para hacer del Condado de Montgomery una comunidad más equitativa e inclusiva. Las declaraciones del presidente son contrarias a nuestra visión y buscan erosionar todo el trabajo que hemos hecho y continuamos haciendo para generar confianza en las comunidades inmigrantes y hacer de nuestro condado con gran diversidad la jurisdicción más inclusiva del país. ¡No podemos, y no permitiremos, que la confianza que hemos establecido sea destruida!