Los hispanos, muchos de ellos trabajadores esenciales, se han convertido en el segundo grupo étnico más golpeado por el coronavirus en la capital estadounidense después de los afroamericanos, según cifras de la Alcaldía del Distrito de Columbia.

Las estadísticas señalan que 5.899 personas han sido contagiadas de COVID-19 en Washington DC, donde ya se contabilizan 304 muertes. Del total de enfermos, 2.793 han sido identificados como afrodescendientes o afroamericanos y 1.283 como latinos, grupo en el que además se cuentan 23 fallecidos.

La directora de la Oficina del Alcalde para Asuntos Latinos, Jackie Reyes-Yanes, explicó a Efe que "dos factores" han sido determinantes para los contagios entre la comunidad latina.

"La mayoría de latinos viven en conjunto, alojados en un apartamento de un cuarto en el que viven más de tres o cuatro personas; entonces, es fácil contagiarse cuando no hay aislamiento", explicó la funcionaria, cuya oficina sirve de puente para que los hispanos sean atendidos y reciban información en español sobre la pandemia y otros asuntos.

Pero además, indicó que la mayoría de los latinos "son los que están reportados como trabajadores esenciales y están más propensos a quedar en riesgo porque salen de sus casas".

Los latinos, cuya población en Washington DC se calcula en unos 90.000 y que llega a 500.000 si se cuenta toda el área metropolitana (que abarca poblaciones de los vecinos estados de Maryland, Virginia y una parte de Virginia Occidental ), están vinculados primordialmente a restaurantes, empresas de limpieza e instituciones médicas.

La funcionaria explicó que la Alcaldía ha dispuesto hoteles para facilitar que quienes se enfermen puedan aislarse y evitar que las personas con las que conviven se contagien.

La población latina asentada en esta zona proviene principalmente de Centroamérica y México, seguida por los sudamericanos, cubanos y puertorriqueños.

Reyes-Yanes recordó que la capital estadounidense es "ciudad santuario", por lo que llamó a los inmigrantes indocumentados a no tener miedo de acudir a las autoridades locales si necesitan alguna ayuda o atención médica.

"Hay ayudas independientemente del estatus migratorio", enfatizó la funcionaria, quien subrayó que el coronavirus "no discrimina". EFE