La noche del lunes Estados Unidos sobrepasó el medio millón de fallecidos por el COVID-19 y el cardenal Wilton Gregory aprovechó una invitación de la cadena televisiva CNN para elevar una oración por el descanso eterno de quienes sucumbieron ante el mortal virus, así como por la pronta recuperación de millones de estadounidenses que luchan contra esta enfermedad. 

“En estos momentos para abrir nuestros corazones y recordar a los que han muerto por el coronavirus. Pidamos a Dios que fortalezca a esas familias, a los amigos que los recuerdan. Pidamos para que se consuelen unos a otros y se sequen las lágrimas de nuestros ojos. Que cada uno encuentre la paz y que el recuerdo de nuestros seres queridos sea una bendición”, dijo el cardenal Gregory durante el inicio del programa especial. 

Durante su oración pidió que todos oremos para que todos puedan ser vacunados, salvar sus vidas y se termine con este sufrimiento común. También, enfatizó que todos tienen derecho a ser inoculados, independientemente de su raza, edad, creencia religiosa, situación económica o migratoria.

De igual modo, incluyó en su plegaria a los trabajadores de la salud que están en la primera línea para enfrentar al coronavirus.  

“Nuestros corazones están llenos de gratitud por nuestros médicos, enfermeras y personal de emergencia. Roguemos a Dios para que se mantengan sanos y se fortalezcan”, señaló el arzobispo de Washington. 

Durante su oración reconoció que todos están cansados por los largos meses de aislamiento, pero pidió a Dios que nos ayúdanos a no perder la esperanza, a seguir cuidando a nuestros vecinos mientras recordamos a los que hemos perdido en esta pandemia.

Momentos previos a la plegaria, sostuvo un breve dialogo con Jake Tapper, presentador del programa especial “Recordando a los 500.000 fallecidos por el COIVID-19”, en donde dijo que la pandemia ha hecho que todos tomemos conciencia de lo que realmente significa en esencia la “humanidad común”.

El cardenal Wilton Gregory enfatizó que la pandemia ha contribuido a reflexionar sobre el concepto universal que “somos un solo pueblo” y que el COVID-19 no hace ningún tipo de excepción cuando infecta a las personas.  

Ante la pregunta del presentador Tapper sobre la forma en que la fe católica puede ayudar a cada uno de nosotros si no es seguro reunirse físicamente, el cardenal Gregory respondió que los católicos estamos agradecidos por nuestra fe, por el amor, incluso en estos dolorosos momentos donde no podemos estar juntos para darnos la mano, abrazarnos y acompañar a los que sufren.

 

 

……………………..

El cardenal Gregory ofrece una oración durante el programa de CNN del 22 de febrero recordando a los 500,000 estadounidenses que han muerto de COVID-19. Foto/captura de pantalla/Andrew Biraj