Cerca de la mitad de los hispanos en Estados Unidos se describen a sí mismos según su país de origen o el de sus ancestros, mientras que 39 por ciento lo hacen apelando a los términos genéricos "hispano" o "latino", señaló este viernes el Centro de Investigación Pew.

De acuerdo con el Centro, 47 por ciento de los adultos hispanos en general se describen a sí mismos según el país de sus progenitores o ancestros, "utilizando términos como mexicano, cubano, puertorriqueño o salvadoreño", mientras 14 por ciento dicen que suelen identificarse como estadounidenses.

"El uso de estos términos varía entre generaciones de inmigrantes y refleja sus diversas experiencias", de acuerdo con el Pew, que para este reporte se basó en datos de una encuesta nacional que hizo en diciembre de 2019.

En ese sentido, mientras que 56 por ciento de los hispanos nacidos en el exterior usan su país de origen para describirse, ese porcentaje que apela a la nación foránea decae a 39 por ciento entre los nacidos en suelo estadounidense y hasta 33 por ciento en el caso de los de la tercera generación o más.

Por contra, quienes se definen como "estadounidenses" salta de 4 por ciento entre los inmigrantes latinos a 22 por ciento entre los de segunda generación y a 33 por ciento entre los de tercera generación o más.

"La población hispana de Estados Unidos alcanzó los 60,6 millones en 2019. Aproximadamente un tercio (36 %) de los hispanos son inmigrantes", según un análisis del Centro Pew con base en datos de la Oficina del Censo.

"Otro tercio de los hispanos son de segunda generación (34 %) -nacieron en EEUU con al menos un padre inmigrante. El 30 por ciento restante de los hispanos pertenece a la tercera generación o más, es decir nacidos en Estados Unidos de padres nacidos en Estados Unidos", agrega el reporte.

En lo que respecta a elementos clave de lo que conforma la identidad hispana, 45 por ciento señalaron el uso del idioma español, mientras que 32 por ciento se refirió a que sus dos progenitores sean hispanos y 29 por ciento apuntó a "socializar con otros hispanos".

Otros aspectos clave de la identidad hispana son el tener un apellido español (26 %), participar de celebraciones culturales hispanas (24 %) y ser católico (16 %).

Nuevamente, "la importancia de la mayoría de estos elementos para la identidad hispana disminuye a lo largo de las generaciones", destaca el reporte.

Para ello pone como ejemplo la trascendencia la lengua española para 54 por ciento de los inmigrantes nacidos en el exterior, mientras que para los de la segunda generación ello cae 10 puntos y llega a 20 por ciento entre los de la tercera generación.

Donde casi hay consenso entre las diferentes generaciones es en el reconocimiento de que los latinos son un grupo con "muchas culturas diferentes en lugar de una cultura común" (77 % contra 21 %). EFE