El Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN) inició la distribución de volantes informativos para alentar la participación de los hispanos residentes en el área metropolitana en el próximo Censo 2020. La iniciativa busca que todos entiendan la importancia de hacerse contar y no quedarse fuera de los futuros beneficios federales para nuestra comunidad.  

También explica que respondiendo correctamente los cuestionarios, los cuales serán enviados el próximo año, se podrá mejorar la opción de tener mejores escuelas, hospitales, bajas tarifas de transporte, nuevos parques e instalaciones deportivas en zonas de bajos recursos financieros, entre otros beneficios. 

De igual modo, CARECEN ofrece consejería en español para todas las personas que tenga dudas sobre la confidencialidad del proceso y la utilización futura de los datos después de responder los cuestionarios del censo. La línea directa en español es (202) 328-9799, extensión 225.

Esta campaña informativa tiene relación directa con las actividades que hoy realiza la Oficina del Censo 2020 con motivo de la celebración de Mes de la Herencia Hispana. 

Activistas de CARECEN señalaron durante una reunión comunitaria que entre las preguntas básicas que se incluirán en los cuestionarios de Censo 2020 se destacan: cuántas personas viven o se están quedando en su hogar el 1 de abril de 2020,  qué edades tienen las personas que ocupan la vivienda, la casa es propia o alquilada  y a qué grupo étnico pertenecen las personas que viven en la casa, entre otras.  

Puntualizaron que entre el 12 y el 20 de marzo del 2020, la mayoría de los hogares recibirán una invitación postal para responder el Censo 2020 en línea. Los que no respondan recibirán el formulario por correo en el formato tradicional impreso. Si aun así no responde un hogar, la Oficina del Censo enviará a un encuestador para que visite ese hogar y pueda recopilar los datos. 

Para la Oficina del Censo de Estados Unidos es importante contar con datos precisos con respecto a las edades de las personas, pues ha reconocido que la nación continúa envejeciendo. La edad mediana aumentó a 38.2 años de edad en el 2018, en comparación con 37.2 años de edad en 2010. 

Luke Rogers, jefe de la rama de estimados de población en el Oficina del Censo, dijo recientemente que la nación está envejeciendo, ya que más de 4 de cada 5 condados eran más viejos en el 2018 que en el 2010. “Este envejecimiento es impulsado en gran parte por los “baby boomers” que cruzan la marca de 65 años de edad. Ahora, la mitad de la población de EEUU tiene más de 38.2 años”.

En el 2010 en Estados Unidos había más de 40 millones de personas mayores de 65 años, el 13 por ciento de la población. Ahora, se espera que para el 2020 ese número llegue a 55 millones, el 16 por ciento de la población. La Oficina del Censo proyecta que para el 2050, las personas mayores de 65 años representarán el 20 por ciento de la población.

De otro lado, Muriel Bowser, alcaldesa del Distrito de Columbia, impulsa la campaña “Censo 2020: Todos Cuentan” y se ha comprometido a obtener la mayor tasa de respuesta posible de los cuestionarios del censo. “Estamos comenzando el proceso de participación pública ahora y continuaremos hasta principios de 2020 para garantizar que todos los habitantes comprendan por qué es el censo es importante y cómo participar en el nuevo formato en línea”.