El sistema educativo católico de la Arquidiócesis de Washington, está comprometido en aumentar el número de niños y jóvenes hispanos en las aulas de las escuelas parroquiales. "Valoramos la diversidad y la accesibilidad es nuestra prioridad", dijo Wendi Williams, superintendente adjunta para el desarrollo y la administración de inscripciones durante un taller informativo virtual. 

Explicó que trabajan con las familias y analizan las circunstancias de cada solicitante. "La arquidiócesis, la parroquia y la escuela ayudan a las familias" en el proceso para que los estudiantes puedan acceder a una institución educativa católica.
 Detalló las iniciativas disponibles para asistir a familias con limitados ingresos. Existe el programa arquidiocesano de asistencia para la matrícula (Archdiocesan Tuition Assistance Program). La fecha límite para hacer la solicitud para el año académico 2021–2022 es el viernes 4 de diciembre del 2020. 

Dijo que igualmente hay disponibles: subsidios y ayuda financiera de la parroquia, fondos de las escuelas privadas, el programa de becas DC-OSP (DC Opportunity Scholarship program) y el programa de becas BOOST (The Broadening Options and Opportunities for Students Today Program) para familias que viven en Maryland.
Para una lista completa de los programas de asistencia disponibles para cubrir los costos educativos, visite: https://adwcatholicschools.org/es/asistencia-en-costos-educativos.
"Para inscribirse en una escuela católica de la Arquidiócesis de Washington, debe contactarse primero a la escuela de su preferencia para hacer un recorrido y entonces someter la solicitud. Seguidamente el estudiante debe hacer el examen de admisión, luego comienza el proceso para solicitar asistencia para cubrir los costos de la matrícula escolar. El siguiente paso es la entrevista en la escuela y luego llega la buena noticia de que el alumno ha sido aceptado", explicó Wendi a los participantes en el taller cibernético.
"La fe no es solo un aspecto de la clase de religión, más bien es central en todo el aprendizaje", agregó. "Nuestras escuelas integran la identidad católica en el currículo y tu niño aprenderá en forma integral con la enseñanza de Cristo en el centro".
Además, explicó que el sistema educativo parroquial alienta a todos los estudiantes a compartir y explorar el amor de Cristo a través de la bondad y el servicio a la comunidad.
Las escuelas católicas fomentan la participación activa de los padres. "Los padres han sido señalados por Dios mismo como los primeros y principales educadores de los niños".
Escuela y padres trabajan de la mano y de esa colaboración emergen beneficios para los alumnos. "Disfrutan más de la escuela, pasan más tiempo en proyectos escolares, suben las notas, obtienen mejores resultados en los exámenes estandarizados, desarrollan mejores habilidades sociales", explicó Wendi. A eso se suma que hay menos ausentismo y menos problemas de comportamiento.
La arquidiócesis cuenta con centros de aprendizaje temprano que ofrecen un ambiente seguro y creativo para los más pequeñitos, donde celebramos el amor de Dios y enseñamos a respetar a todos -dijo-. Mantienen un enfoque de aprender jugando, aprendizaje seguro y de amor, con preparación para la lectura, matemáticas, ciencia, música, arte y además brindan fuertes fundamentos de religión. Se nutre al niño de un modo integral, abarcando el aspecto social, emocional y académico. Los pequeños realizan actividades que alientan el desarrollo de sus habilidades motoras y sus relaciones interpersonales.
La arquidiócesis también tiene 52 escuelas primarias en el Distrito de Columbia y Maryland. Otras 12 elementales que son independientes y comparten la misma identidad católica, pero operan bajo estructuras separadas de administración.
Wendi explicó que el sistema escolar arquidiocesano fomenta un profundo sentido de comunidad y fe, es riguroso y mantiene una continua actualización académica.
La arquidiócesis también cuenta con 18 escuelas secundarias que ofrecen una variedad de opciones, una educación sobresaliente para que los estudiantes triunfen en la escuela y lleguen a inscribirse en la universidad. Establecen una conexión directa con nuestra identidad católica -agregó.
"Nuestras escuelas cuentan con un sólido récord de enviar a los estudiantes a exitosas experiencias de educación superior, ayudan a las familias en necesidad, tienen altos índices de graduación y variados programas extra-curriculares.
Seguidamente se compartieron algunas opiniones escritas de los padres mostrando su satisfacción con el sistema escolar arquidiocesano.
La secretaria de educación de las escuelas de la arquidiócesis, Kelly Branaman, se sumó a la actividad virtual para mencionar que las 91 escuelas se caracterizan por su excelencia educativa. Muchas de ellas han sido reconocidas a nivel nacional por sus logros. "Nuestras escuelas tienen una población diversa con estudiantes católicos (76 por ciento) e incluso no católicos".

Para mayor información visite adwcatholicschools.org y para mayores detalles en español, escriba a [email protected].