Desde esta semana entró en vigencia el programa de asistencia financiera para inquilinos en el condado de Prince George (Maryland) que tengan problemas para pagar su renta y demás servicios. La ayuda será otorgada a las familias de bajos ingresos afectadas por la pandemia de COVID-19, teniendo prioridad aquellas personas que han perdido sus empleos.

Existen tres requisitos básicos para recibir la ayuda: Demostrar que están a puntos de ser desalojados por las deudas acumuladas, presentar los documentos que demuestren su imposibilidad de cumplir con los pagos antes mencionados y sus ingresos deben ser menores al promedio nacional que es establecido por el Departamento de Vivienda de Estados Unidos.

Para mayor información pueden llamar al (301) 864-7161. De obtener la asistencia financiera solicitada, el condado realizará el pago de manera directa al dueño de la propiedad.