La fe es un lazo que une a la gente de diferentes corrientes religiosas y fomenta la esperanza, en estos retadores tiempos que impulsan a cambios en el país, en medio de la pandemia del coronavirus y las protestas contra el racismo, 

Un líder judío y uno católico se unieron el martes 30 de junio en una conversación virtual: "Raza en Estados Unidos: Perspectiva de la fe", demostrando que las diferencias interreligiosas no son un obstáculo cuando se trata de buscar equidad en la administración de justicia para los grupos minoritarios como afroamericanos e hispanos.

El rabino Noam Marans, director de relaciones interreligiosas del American Jewish Committee (AJC), realizó breves comentarios y las preguntas al arzobispo e hizo eco de las inquietudes de los participantes.

Mencionó los retadores cuatro meses que hemos vivido desde que surgiera el coronavirus, el impacto de la pandemia a nivel humano (más de 2.6 millones de casos y por lo menos 126.512 muertes -según Johns Hopkins University), los incidentes de George Floyd y otras víctimas de la crueldad policial durante muchos años. "¿Qué está pasando en Estados Unidos?", le preguntó al arzobispo de Washington.

Monseñor Wilton Gregory empezó mencionando el dolor causado en la población debido a la pandemia. Se trata de "crueles e injustas muertes de gente inocente. También hemos visto protestas, maravillosas reuniones de personas de diferentes afiliaciones, que inspiran esperanza", dijo confiado en que emerja una legislación en respuesta a las movilizaciones logrando relevancia en la historia.

El rabino le preguntó si las protestas sirven para algo, si pueden hacer una diferencia.

Considera que sí y que ha sido clave la mayor cobertura de los medios esta vez. "El mundo deportivo y empresarial del país está respondiendo, al igual que los medios noticiosos", dijo el primer arzobispo afroamericano de Washington en la conversación virtual.

Durante décadas, monseñor Gregory ha sido líder en las relaciones entre católicos-judíos y afroamericanos-judíos. Ha sido presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), arzobispo de Atlanta durante 14 años y arzobispo de Washington desde hace poco más de un año. 

Al preguntársele sobre el rol adecuado de la religión en la política, el arzobispo dijo que "las comunidades religiosas, ya sea católica, judía, musulmana, proveen una voz moral que nos retan y nos alientan". Identificándonos como una nación de diferentes culturas, tradiciones y religiones, cree que la diversidad religiosa en Estados Unidos es algo positivo, "así varias denominaciones pueden hablar de estos tópicos e influir".

Las instituciones religiosas -agregó- son una plataforma de manifestación espiritual.

El rabino dijo que los judíos están orgullosos del rol que desempeñaron en el movimiento de los derechos civiles. Recordó icónicas fotografías de su comunidad con el Dr. Martin Luther King, Jr. 

El arzobispo también recordó cuando un grupo de treinta o más líderes y empresarios judeoamericanos le dieron la bienvenida. 

Católicos, judíos y afroamericanos tienen algo en común, son grupos minoritarios en el contexto nacional y comunidades que han sufrido por diversas razones. Subrayó una vez más que la comunidad católica y la afroamericana ven a los judíos como hermanos.

"Ambos grupos, tanto judíos como afroamericanos, son víctimas", dijo.

El rabino Marans le preguntó al arzobispo Gregory cómo traducir el discurso ‘afroamericanos son víctimas de crímenes de odio’ y pasar a la acción en este momento.

El líder de los católicos de Maryland y el Distrito de Columbia dice que hay que hacer un llamado a la acción, convocar a la gente, abogar y cambiar los corazones. Es importante que cada quien se cuestione qué papel juega uno en este movimiento y de qué manera la participación es parte de mi conversión.

El rabino se unió al arzobispo en un llamado a la reconciliación y conversión hacia una transformación.

El vocero de los judíos estadounidenses elogió el importante rol desempeñado por el arzobispo en el diálogo judeo-católico. 

Por su parte, el líder católico calificó a los judíos como vecinos, amigos y hermanos. También mencionó el rol clave de los papas san Juan Pablo II y Francisco en fortalecer ese diálogo.

Monseñor Gregory se siente orgulloso de ser afroamericano y también de ser líder de una comunidad católica tan diversa.

La charla virtual obtuvo buena respuesta y se recibieron preguntas desde Nueva York, Michigan y California.

"Este es un momento esperanzador", dijo alentando a la juventud a ser más activos en la participación cívica y no dejarse contagiar por el desinterés. 

El arzobispo dijo que la ignorancia es fuente de odio y sugirió este tipo de conversaciones virtuales. "Es una oportunidad de unirnos y progresar".

El rabino concluyó diciendo que los católicos y judíos son una bendición e hizo un llamado a seguir unidos en temas que son importantes.

La misión del Comité Judío Estadounidense es mejorar el bienestar del pueblo judío y de Israel e impulsar los derechos humanos y los valores democráticos en EEUU y a nivel global. Tiene el objetivo de reunir a todos los sectores de la comunidad judía de Estados Unidos para defender los derechos de los judíos en todo el mundo. Es una de las organizaciones de defensa de judíos más antiguas de Estados Unidos. Inf: ajc.org.

Para detalles sobre la Arquidiócesis de Washington, visite adw.org.