Las diferentes comunidades escolares que pertenecen a la Arquidiócesis de Washington participaron este miércoles en una misa virtual celebrada por el arzobispo Wilton Gregory en honor a la Virgen de Fátima. 

Durante su homilía hizo referencia a que todos los 13 de mayo la Iglesia recuerda la primera de las apariciones de la Virgen de Fátima a los tres pastorcitos, Lucía, Francisco y Jacinta, ocurridas en Cova da Iria (Portugal) en 1917.

"Es importante recordar que un día como hoy la Virgen María se apareció ante tres niños pastores en un claro conocimiento de lo buenos que son los niños. Ella sabía perfectamente todas esas cosas porque era la madre de un niño, ese niño era Jesús", dijo el arzobispo de Washington.

Agregó que Jesús era como todos los niños del mundo y es por eso que la Virgen María quiere que todos los pequeños crezcan, aprendan y evolucionen espiritualmente como lo hizo Jesús cuando era niño. 

También señaló que todos los adultos tenemos que observar y escuchar todo lo que nos dicen los niños, tanto en el hogar como en la escuela, pues a menudo los niños con su inocente ejemplo suelen indicar a los adultos la dirección correcta que deben seguir en la vida cotidiana.

“Todos estamos llamados a ser Santos, incluso ustedes que todavía son niños en edad escolar. Siempre recuerden que el poder del Espíritu Santo puede hacer maravillas dentro y a través de ustedes”, enfatizó el arzobispo.

Monseñor Gregory resaltó la alegría de maestros, estudiantes y padres de familia para implementar diversas formas creativas virtuales para celebrar el mes de la Virgen de Fátima en medio de la pandemia del COVOD-19. 

Muchos niños que asisten a las diferentes escuelas católicas de la Arquidiócesis de Washington siguieron la misa a través de las redes sociales y al concluir el servicio religioso se animaron a publicar fotos y dibujos que prepararon en honor a la madre celestial. 

Escuelas católicas 

Las escuelas católicas de la Arquidiócesis de Washington brindan la combinación justa de fe, familia y aprendizaje de por vida para preparar a los estudiantes para las realidades del mundo moderno de hoy.

Estudiantes de la escuela católica San Martin de Tours siguen a través del internet la misa celebrada por el arzobispo Wilton Gregory. Foto/AOW

En las escuelas de la arquidiócesis están enraizadas los valores del Evangelio y la misión docente de la Iglesia Católica. También son comunidades de fe y de servicio, en donde se ofrecen excelentes programas académicos e inculcan un interés por el aprendizaje de por vida.

Resulta oportuno mencionar la existencia del Programa Arquidiocesano de Asistencia en Costos Educativos que está disponible para alumnos de los grados PreK-12 que ya están inscritos o solicitan inscribirse en escuelas católicas de la Arquidiócesis de Washington. Toda asistencia en costos educativos brindada por la arquidiócesis se basa en la necesidad económica comprobada. 

Para poder acceder a este programa, es necesario demostrar la necesidad económica cada año. Las familias deben presentar su solicitud anualmente para recibir asistencia en costos educativos. El hecho de solicitar asistencia en costos educativos no tiene incidencia en la decisión de admisión de ningún alumno.

Las solicitudes están disponibles, todos los años, a partir de octubre y deben entregarse en diciembre para poder recibir asistencia en costos educativos el año escolar siguiente. La evaluación de ayuda financiera de TADS (TADS:Tuition Aid Data Service, Servicio de Datos para Ayuda en Costos Educativos) gestiona el proceso en nombre de la Arquidiócesis de Washington. 

El formulario de solicitud, las fechas específicas y las fechas límite serán publicados en www.adw.org a mediados de septiembre a más tardar. Tenga en cuenta que debe completar un solo formulario para todos sus hijos, independientemente de si están en escuela primaria o secundaria, o incluso en diferentes escuelas.

Papa Francisco alienta a estudiantes 

El papa durante la misa celebrada este miércoles 13 de mayo en la Casa Santa Marta pidió al Señor para que dé a los estudiantes y maestros el coraje para ir adelante en este tiempo de la pandemia provocada por el nuevo coronavirus.

La exhortación del Santo Padre la hizo en el día en que la Iglesia celebra la memoria de Nuestra Señora de Fátima: “Recemos hoy por los estudiantes, los alumnos que estudian y los maestros que deben encontrar nuevos caminos para avanzar en la enseñanza. Pidamos para que el Señor les ayude en este camino, les dé coraje y también un buen éxito”.

Al finalizar la misa el papa Francisco cantó junto a todos los asistentes la canción “Ave María” en recordación a la aparición de la Madre de Dios en tres niños pastores.

Cabe destacar, que el papa Francisco el 13 de octubre de 2013 consagró el mundo a la protección de la Virgen de Fátima en la Plaza San Pedro de Roma.