El sistema penal del texano condado de Harris, el tercero más grande del país y donde se asienta Houston, presenta una acentuada disparidad racial en las tasas de encarcelamiento y detenciones, según un reporte dado a conocer este martes.

 El informe, llamado en inglés Care not Cages (Cuidados y no celdas) y presentado por las organizaciones civiles Grassroots Laaderhip y Texas Advocates for Justice, resalta la disparidad entre el porcentaje de afroamericano en el condado de Harris, que era del 19,7 por ciento en 2017, con el de arrestos (45,4 % del total) a esa misma población.

 "A pesar de contar con una población diversa, existen marcadas inequidades en el número de arrestos y a quiénes se detiene en la ciudad de Houston y el condado de Harris. El resultado indica que hay una cuota importante de racismo por parte de las autoridades policiacas que preocupa", sostuvo María Reza, con Grassroots Leadership, en declaraciones a Efe.

 El reporte, que analiza datos del sistema penal del condado de Harris de marzo de 2015 hasta marzo de 2018, señala además que ese sector de la población supera la mitad (51%) de los casos en donde los detenidos deben pasar más de una noche en una celda del condado en espera de una resolución judicial.

 De acuerdo al informe, esa disparidad se debe a dos factores: la forma en la que agentes del orden tratan a las personas de color y a un "procedimiento languideciente de fianzas que oprime al más pobre, y en mayor medida al detenido afroamericano, obligándolo a declararse culpable para evitar encarcelamientos prolongados".

 Además, el informe insiste en que hay una exacerbada utilidad en las sentencias mínimas obligatorias por delitos como posesión de sustancias ilícitas en donde se encontró al detenido menos de un gramo.

 Según Reza, la continuidad en encarcelar a un sector de la población por este delito refleja un patrón discriminatorio por parte de las autoridades, aunado al sistema de fianzas.

 "Además, nos dimos cuenta de que el Departamento de Policía de Houston (HPD, en inglés), por ejemplo, no clasifica a los inmigrantes de origen hispano como una etnia como tal, sino que los catalogan como blancos", sostuvo Reza.

 "Entonces, no existe transparencia para conocer la dimensión real del problema que enfrentan las minorías multadas o detenidas por HPD", agregó.

 El reporte sugiere a HPD que "elimine el perfil racial" en sus actuaciones y las "requisas innecesarias" por tratarse de un gasto público que podría evitarse ya que no amenazan a la seguridad ciudadana.

 También hace un llamado a la Corte de Comisionados del condado de Harris a que implemente fondos para la creación de sistemas alternativos al encarcelamiento por posesión de sustancias ilícitas en bajas cantidades.

 "Detener en las cárceles del condado a personas por este delito menor es un gasto inútil y peligroso", señala el informe, que también propone a la Fiscalía del condado de Harris que colabore para disminuir la población penal.

 Cabe destacar que hace unas semanas un juez federal votó a favor de una reforma al sistema de fianzas del condado de Harris, que muchos consideran anticonstitucional al mantener a los detenidos recluidos en las cárceles por no tener los recursos económicos para pagar el monto para salir en libertad condicional.

 Monique Joseph, con Texas Advocate for Justice, una de las organizaciones que presentó el informe, cree que la reforma que debe implementar el condado con relación a las fianzas es un asunto separado del perfil racial existente.

 "No cabe duda de que la reforma al sistema de fianzas es un paso muy importante, pero aún queda por demostrar la detención sistemática en las calles a personas de color antes de ser trasladas a una cárcel para su proceso judicial", enfatizó Joseph.

 Efe solicitó declaraciones a las autoridades policiales de Houston y del condado de Harris con respecto a este informe, pero al momento de publicar esta información no habían contestado a las peticiones. EFE