La madre Teresa Maya, presidenta de la Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas de Estados Unidos. (Foto/MV)
La madre Teresa Maya, presidenta de la Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas de Estados Unidos. (Foto/MV)

Grapevine (Texas).- La madre Teresa Maya, en su calidad de presidenta de la Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas de Estados Unidos, señaló que las religiosas hispanas juegan un papel decisivo en la implementación de las propuestas emanadas durante el proceso del V Encuentro Nacional de Pastoral Hispana y su presencia en las parroquias será mucho más evidente en los próximos años.  

“Estamos aquí para actuar, defender nuestros valores y alzar nuestra voz para proclamar el Evangelio de Jesucristo. Los hispanos no solo representamos una mayoría en la Iglesia de Estados Unidos, también trabajamos activamente por el bien común y en la difusión de la Palabra de Dios. Juntos lograremos transformar esta sociedad en más justa, humana e inclusiva”, comentó la religiosa al concluir una reunión de coordinación con obispos reunidos para el V Encuentro.    

Nosotras como religiosas hispanas, agregó, estamos acostumbradas a estar en la “primera línea” para atender en nombre de Dios las necesidades urgentes de los enfermos, los abandonados en las calles, los niños y ancianos desamparados, así como para condenar cualquier tipo de legislación injusta con las minorías.

“La separación forzada de familias en la frontera México-EEUU es algo que no se puede tolerar. Tampoco se puede tolerar los excesos en el cumplimiento de las leyes vigentes. Todos somos hijos de Dios y merecemos respeto. La dignidad del hombre no puede ser postergada por presiones de tipo político o racial”, acotó la madre Maya.