Los científicos hispanos aspiran en convertirse en líderes en el campo de la tecnología, ingeniería y matemáticas. (Foto/archivo)
Los científicos hispanos aspiran en convertirse en líderes en el campo de la tecnología, ingeniería y matemáticas. (Foto/archivo)

Más de 26 científicos hispanos y doctores universitarios se reunieron esta semana en Washington para buscar formas que les permitan salir del anonimato del laboratorio y convertirse en líderes en el campo de las ciencias, la tecnología, la ingeniería y la matemáticas.

Los investigadores concluyen hoy su seminario de liderazgo, organizado por la Sociedad para el Avance de los Chicanos/Hispanos y los Nativos Americanos en las Ciencias (SACNAS, por su sigla en inglés), un grupo dedicado a impulsar la participación de hispanos y nativos americanos en el campo científico.

Mediante discusiones en pequeños grupos, el seminario busca equipar a los científico con importantes herramientas para potenciar su liderazgo en sus campos de investigación, mientras sirven de inspiración a jóvenes hispanos o nativos americanos que quieren acceder al estudio científico.

Uno de los participantes es Carlos Escalante, originario de Acapulco (México), profesor desde hace siete años en la Universidad de la Mancomunidad de Virginia y que actualmente investiga cómo los virus pueden ayudar a curar enfermedades genéticas, como la hemofilia, que impide la correcta coagulación de la sangre.

En concreto, Escalante estudia cómo los virus pueden modificar y reemplazar las proteínas que no funcionan, lo que permite restaurar la correcta función del organismo y curar enfermedades genéticas.

En declaraciones a Efe durante uno de los descansos del seminario, el científico habló de su experiencia. "Esta es una oportunidad increíble, nos dan herramientas para poder desarrollar nuestra carrera, ser mejores líderes y tener un mayor impacto en nuestras comunidades", explicó.

Uno de los lemas del programa de formación es "del laboratorio al liderazgo", una idea que Escalante relaciona con la posibilidad de servir de "ejemplo" para las nuevas generaciones.

"Nosotros como profesores, al hacer investigación, estamos entrenando a las nuevas generaciones. Desde nuestra posición podemos ayudar e inspirar a jóvenes de bajos recursos, de minorías. Podemos decirles: 'mira, ven, esto lo puedes hacer tú, si yo estoy aquí, tú también'", explicó Escalante.

El científico puso el ejemplo de un estudiante de su Universidad que no tenía mucha experiencia en investigación de laboratorio, pero tenía muchas ganas de aprender. Fue admitido en un proyecto científico para la purificación de proteínas y, al cabo de dos meses, había logrado desarrollar un pensamiento científico bien completo.

"Aprendió cómo hacemos ciencia en un laboratorio, el proceso de preguntar y ver cómo haces esas preguntas para poder llegar a una respuesta y, después, una vez tienes tus resultados, modificar tu línea de pensamiento para desarrollar nuevas ideas", explicó Escalante.

"Enseñarles esas herramientas para cuando ves un problema, ver diferentes direcciones para atacarlo y resolverlo, eso yo creo que es lo más importante", añadió.

Escalante también habló sobre las políticas del presidente, Donald Trump y los "recortes dramáticos" en Ciencia que el mandatario incluyó en su presupuesto para el año fiscal 2018 (del 1 de octubre de 2017 al 30 de septiembre de 2018), cuya aprobación depende del Congreso.

En ese presupuesto, Trump pide aumentar el gasto militar a cambio de recortes en departamentos científicos, como la NASA, los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por su sigla en inglés) y la la Agencia de Protección Medioambiental (EPA), encargada de estudiar políticas de salud y cambio climático.

"Muchos de los programas en los que hay recortes están enfocados en ayudar a las minorías para que entren en campos de matemáticas, ciencias y tecnología y se van a ver afectados dramáticamente y eso es un problema grande", consideró Escalante.

El propio grupo que organiza el seminario, SACNAS, participó en la "Marcha por la Ciencia", una protesta que en abril recorrió 500 ciudades de todo el mundo y que nació en Estados Unidos en respuesta a los recortes de Trump.

Hasta ahora, a lo largo de sus diferentes ediciones, el seminario de liderazgo ha conseguido entrenar a más de 239 científicos y profesionales para que se conviertan en los futuros líderes de las organizaciones dedicadas a la ciencia tanto en el sector privado como en el sector público. EFE