En pocas semanas estará listo el monumental estadio de Los Nacionales, una obra arquitectónica que enorgullecerá a los capitalinos y donde se llevará a cabo el único evento público como parte de la gira del Sumo Pontífice Benedicto XVI por Washington, DC.

El Papa celebrará el servicio religioso el jueves 17 de abril a las 10am en el nuevo estadio de béisbol, ubicado en el sureste de la capital. Será el primer evento no deportivo en el estadio al que miles de católicos de todo el país planean asistir.

La inauguración del complejo deportivo, que tiene un costo de 611 millones de dólares, está prevista para el 30 de marzo.

El desarrollo de la obra está siendo administrado por la Comisión de Entrete-nimiento y Deportes del gobierno del Distrito de Columbia mientras la fu-sión empresarial Clark/-Hunt/Smoot está encargada de la construcción.

Las tres firmas (el grupo de construcción Clark de Bethesda, MD, el grupo de construcción Hunt de In-dianapolis y el grupo de construcción Smoot de DC) han participado en total en la construcción de 11 estadios de la Liga Mayor de Béisbol de los Estados Unidos.

La nueva facilidad está ubicada al margen del río Anacostia, con la calle South Capitol al oeste, la calle N al norte, la calle primera al este y la avenida Potomac al sur.

El estadio dispondrá de un total de 41.542 asientos, de los cuales, 24 mil estarán en la parte inferior, 12.100 en la parte superior (donde el público podrá visualizar el capitolio), además 500 presidenciales y 1.330 del club de diamante (ambos con área bajo techo y servicio de comida).

Más de la mitad de los asistentes podrán acceder a sus asientos directamente, sin necesidad de tomar ascensores, ni subir rampas o escaleras porque el cam-po está ubicado a 24 pies por debajo del nivel de la calle.

La firma de arquitectos que realizó el diseño es HOK Sport/Devrouax & Purnell, de renombre internacional. Esta empresa, propiedad de afroamericanos, ha desarrollado 25 de 30 estadios de la Liga Mayor de Béisbol y 30 de los 32 estadios de la Liga Nacional de Football.

La inspiración para la fachada del edificio administrativo del estadio es el ala este de la Galería Nacional de Arte, diseñada por el arquitecto I.M. Pei.

En la primera fase de la construcción hubo un gran trabajo de excavación de 340.948 yardas cúbicas, lo que representa 34 mil ca-miones de tierra y dese-chos.

Igualmente, se colocaron 2.400 pilotes a una profundidad de 55 pies, 3.500 piezas de acero en la estructura (7.800 toneladas), 65 mil pies de tuberías para protección contra incendios, 9 millas de tuberías para el sistema mecánico (600 mil libras de ductos). Además, en total, se vaciarán 58 mil yardas cúbicas de concreto.

La instalación del sistema eléctrico, 14 mil luces que representan 714 mil vatios de potencia, fue posible luego de 180 mil horas de trabajo de los electricistas.

Este proyecto ha ofrecido empleo a los residentes del DC, una gama de oportunidades de negocio para contratistas, y una oportunidad para implementar programas de crecimiento económico y de corte social.

Un millar de obreros, técnicos y empleados especializados, la mitad de ellos de origen hispano, han sido contratados para esta obra. Entre un 5 y 8 por ciento de ellos son mujeres.

Unas 58 empresas locales, pequeñas y en desventaja han sido subcontratadas para el proyecto y los contratos otorgados varían de mil a 22 millones de dólares. Estos contratos, que representan más de la mitad de toda la contratación, exceden los 140 millones de dólares en total.

El equipo de empresas constructoras ha mantenido su compromiso de ayudar a la comunidad del Distrito de Columbia. Ha ofrecido horas de servicio comunitario en refugios de desamparados y ha otorgado fondos para entidades caritativas locales y nacionales.