Ya comenzó el proceso para conformar el coro de 250 voces para el servicio religioso que oficiará el Papa Benedicto XVI en el nuevo estadio Los Nacionales el próximo 17 de abril.

Más de 550 personas, con emoción y nervios, participaron entre el viernes 8 y el lunes 11 de febrero en las audiciones que organizó la arquidiócesis de Washin-gton en diferentes locaciones del Distrito de Columbia y Maryland.

"Cantarle al Papa será una experiencia maravillosa", predijo la joven salvadoreña Susana Vallecios de la parroquia San Martin de Tours de Gaithersburg, Maryland. "Sólo estar en la misa será emocionante y cantarle sería lo máximo", comentó luego de concluir la prueba de voz ante el jurado seleccionador.

Aunque Susana canta en español en el coro dominical de su iglesia desde que llegó a Estados Unidos hace 7 años, no pudo controlar sus nervios y cree que ello influyó en su presentación vocal.

Esta cantante de 21 años tiene muchas expectativas por la misa papal y no pierde la esperanza de ser seleccionada para cantar en el que será un evento histórico.

"Aunque no me escojan para ser parte del coro, de todos modos voy a ir a la misa en el estadio", afirmó el viernes pasado muy emocionada en la sede de la Unión Teológica de Washington. "Siento que Dios viene con el Papa a traernos un mensaje", expresó quien ha sido asistente de catequista, catequista y coordinadora del coro infantil en San Martin.

Lo que impulsó a Edwin Méndez, de la iglesia San Miguel Arcángel de Silver Spring, MD, a registrarse para las audiciones fue el deseo de cantarle a Dios. "¡Y qué mejor forma de hacerlo que cantarle al Papa Benedicto XVI, quien es el representante de Cristo en la tierra!", dijo quien también aspira conformar el coro arquidiocesano en medio de muchas expectativas.

Este joven católico canta en su parroquia desde el 2001 en el coro dominical y en las misas bilingües para solemnidades de Navidad, Pascua y Pentecostés.

"Es que cantar es una forma de expresar mi fe", subrayó convencido de que a través del canto expresa una oración al Señor. "Cantar música litúrgica me eleva para poderle orar más a Dios", destacó quien anhela conocer al Santo Padre en su primer viaje apostólico a la capital estadounidense.

"Me emociona porque será como ver a Cristo en él", dijo Edwin para quien 'el Papa es la persona a quien Dios le ha dado la responsabilidad en la tierra de pastorearnos'.

Igualmente afirmó que una característica que le llama la atención del Sumo Pontífice es que 'está abierto a los diferentes carismas dentro de la Iglesia'.

Luego de la selección de voces, están previstos los siete ensayos de la presentación coral que serán desde el 10 de marzo en adelante en la parroquia San Marcos de Hyattsville, Maryland.

El coro para la liturgia papal estará conformado por feligreses que son parte del ministerio musical de adultos en las parroquias, escuelas y sedes religiosas de la arquidiócesis capitalina y por miembros del coro de la diócesis de Arlington, Virginia.

El coro cantará música que refleja la región, incluyendo cánticos tradicionales como también piezas clásicas y 'gospel'. Su director será Thomas Stehle, asociado pastoral para música y liturgia en la parroquia 'Our Lady of Mercy' en Potomac, Maryland.

Antes y durante la misa papal se presentarán también otros dos coros de adultos, uno de música 'gospel' y otro arquidiocesano multicultural, que ya se formaron y pronto comenzarán a ensayar.

Desde esta semana, la arquidiócesis comenzará también a seleccionar a 175 estudiantes del cuarto al octavo grado para el coro papal de niños.

Para detalles sobre el coro, se puede escribir al correo electrónico: papalmassmusic@adw.org o visitar el sitio cibernético www.adw.org/papalvisit.