Archdiocese of Washington
Catholic Standard
RSS
Facebook
Twitter
Contactos
 
ARQUIDIÓCESE DE WASHINGTON, Sirviendo a la Communidad
An image.
Saturday, December 10, 2016
An image.
  • El 29 de octubre de este año llegó la nieve. ¡Es ridículo! No puede ser. Pero pasó. Todos recuerdan las tormentas del año 2010, cuando había nieve y lluvia en todos los Estados Unidos en cantidad alarmante. Muchos lugares tuvieron casi diez centímetros de nieve acumulada en la puerta de sus casas.
  • Estados Unidos siempre fue conocido como el país más prospero del mundo. Es la tierra de oportunidad. En este país hay trabajos y todos parecen felices. Pero todo no es lo que se parece. Hoy en los Estados Unidos hay una crisis que francamente trae verguenza. La situación de los chicos en los Estados Unidos esta peor que nunca.
  • Hoy en la era de celulares avanzados, muchas personas se confrontan con la elección de un iPhone o un teléfono utilizando el sistema Android, ¿Pero cual es el mejor? Ha comenzado un debate entre los que están a favor del iPhone y los a favor de los androides.
  • Si eres un latino como yo, encontrar un restaurante donde se sirve comida fresca como se prepara en casa es un asunto primordial. Por suerte, Chipotle ofrece una inmediata solución a este problema.
Periodismo-Escolar
  • El fútbol, un deporte universal como ningúno otro, es una mímesis del carácter y comportamiento de las personas. Pruebas al canto, el clásico de la liga española, Real Madrid vs. Barcelona, terminó empatado a un gol por bando, el pasado fin de semana.
  • Las parroquias culturalmente diversas son las de más rapido cre-cimiento en Estados Unidos, según un reciente informe de CARA. Nada extraño si consi-deramos que, gracias a la inmigración, la Iglesia Católica en Estados Unidos tuvo el más grande crecimiento en toda su historia, verdad de perogrullo que el reporte confirma (ver págs. centrales). Vivimos en una sociedad multicultural y globa-lizada donde es imperativo   construir puentes de diálogos.
  • Un gran amigo, el más leal y jovial, partió   inesperadamente el pasado domingo a las 4:30 de la tarde, dejando una gran tristeza y un inmenso vacío en el corazón de todos los que lo conocimos. Era un ‘niño’ con un espíritu juguetón y mirada intensa e inquisitiva cuando se comunicaba y for-zaba el ‘diálogo’ con su tozuda y persistente mirada. Hacía gala de una paciencia proverbial que llamaba y ga-naba la atención de los que estaban a su alrededor, para muchos un ‘actor’ sin igual, digno de un Óscar. Era el compañero ideal e incondicional en los momentos de soledad, compañía sin par, que llenaba los vacíos de la melancolía y la ausencia de seres queridos. Era pequeño, pero con un corazón gigante que abrazaba a todos los que lo conocieron y a quienes encandilaba con su carácter vivaz y exhuberante.
Arquidiócesis de Washington | Recursos para la Comunidad | Catholic Standard