María Hinojosa, la primera latina en recibir el prestigioso premio John Chancellor de la universidad de Columbia. (Foto/archivo)
María Hinojosa, la primera latina en recibir el prestigioso premio John Chancellor de la universidad de Columbia. (Foto/archivo)
La periodista mexicana María Hinojosa, la primera latina en recibir el prestigioso premio John Chancellor de la universidad de Columbia, calificó como un "sueño" ese reconocimiento a su "lucha" constante por dar voz a una comunidad casi "invisible" cuando inició su andadura profesional.

"Mi carrera en sí ha sido una lucha. No es una queja, sino que así lo entendí. Cuando empecé en el periodismo la gente como yo éramos invisibles, no existíamos. Entendí que tenía un privilegio. No era pobre ni indocumentada, y tenía que compartir ese privilegio con los que no tienen voz", dijo Hinojosa.

Nacida en Ciudad de México en 1961 y con pasaporte estadounidense, se preguntó si era verdad o un sueño la recepción del premio, que recibe su nombre del presentador de los informativos de la cadena NBC durante más de una década y a quien ella recuerda que solía ver en televisión durante su juventud en Chicago.

Ahora no solamente se hace con un galardón que lleva ese nombre, sino que se convierte en la primera periodista latina en recibirlo desde que se comenzó a otorgar en 1995, un premio que ahora atesorará en un armario de reconocimientos entre los que se encuentran tres Emmy.

"Ser la primera es riquísimo, pero lo veo nada más como un momento dentro de un proyecto histórico muy grande donde la comunidad latina en este país sigue ganando más voz y más respeto", aseguró la periodista, que reside actualmente en el barrio neoyorquino de Harlem junto a su marido y sus dos hijos.

Una de las primeras caras latinas en aparecer en grandes medios de comunicación estadounidenses como el canal de televisión CNN, la cadena pública de televisión PBS o la radio pública NPR, Hinojosa asegura que siempre fue consciente de que su papel "en esos centros de poder era representar una perspectiva diferente y nueva".

Y precisamente por esa lucha constante, a la que no ha puesto freno 25 años después de haber dado sus primeros pasos en este oficio, es por lo que el jurado de la universidad de Columbia ha decidido concederle este premio, que además del prestigio que implica está dotado con 25.000 dólares.

"Desde su labor narrando la experiencia latina en Estados Unidos a la investigación sobre abusos en centros de detención de inmigrantes o sobre niñas novias en India, Hinojosa ha demostrado tenacidad e integridad", destacó el presidente del jurado, Nicholas Lemann, decano de la Escuela de Periodismo de Columbia.

La reportera asegura que los medios de comunicación generalistas en Estados Unidos representaron durante años una imagen negativa de los hispanos, y en su paso por ellos siempre ha intentado "luchar contra eso, porque no es verdad que todos los latinos vengan a este país a destruir, y como periodista yo tengo que contar la verdad".

Pese a calificar todos sus reportajes como "hijos", cree que la "culminación" de su labor periodística para dar voz a los inmigrantes fue el documental "Lost In Detention", en el canal PBS, que "sacó a relucir abusos contra gente inocente y hasta la Casa Blanca" tuvo que responder por ellos.

Pero todavía falta mucho camino por recorrer, como conseguir una mayor representación latina en las juntas directivas de los grandes medios, aunque ve esperanza en el creciente papel de los canales en español y de medios independientes como el que ella misma fundó en abril de 2010, The Futuro Media Group.

Con él busca informar sobre "vidas reales e historias importantes que normalmente los medios generalistas pasan por alto", al igual que sigue haciendo en su premiado programa televisivo en PBS, "María Hinojosa: One-on-One", y su espacio radiofónico en NPR, "Latino USA".

Motivada por las periodistas mexicanas que conoció en los viajes a su país natal durante su etapa estudiantil, Hinojosa dice seguir inspirándose cada día por los mismos latinos a los que ha dado voz durante toda su carrera, una comunidad "que está llena de sueños, pero no de posibilidades” (EFE).