El legislador demócrata Tony Cárdenas habla de los obstáculos que tuvo que vencer antes de recibirse como ingeniero. (Foto/Jaclyn Lippelmann)
El legislador demócrata Tony Cárdenas habla de los obstáculos que tuvo que vencer antes de recibirse como ingeniero. (Foto/Jaclyn Lippelmann)

Nadie duda que los hispanos se han convertido en ‘motores’ de cambio en Estados Unidos. Hoy las más importantes corporaciones del país como Microsoft, a través de su programa “YouthSpark”, alienta a los estudiantes latinos para sigan carreras vinculadas con las ciencias, matemáticas y tecnología.

Hace unos días cerca de medio millar profesores, estudiantes y líderes comunitarios se reunieron en Washington para discutir el mejoramiento de programas académicos que faciliten la enseñanza a los latinos en ciencias y tecnología. El legislador demócrata Tony Cárdenas fue uno de los oradores principales del evento, quien tuvo que sortear diversos obstáculos antes de graduarse como ingeniero en California. 

El legislador dijo que en las próximas décadas el futuro del país va a depender de la comunidad hispana, por lo cual es urgente que nuestros jóvenes estudie carreras científicas que nos aseguren un futuro tanto de progreso como equidad. 

"Pensar que nuestros hijos pueden ser brillantes ingenieros o científicos no debe ser algo utópico para los hispanos. Todos tenemos el derecho a soñar y quienes trabajamos en el congreso tenemos la responsabilidad de aprobar leyes que permitan que todos esos sueños de superación se cumplan”, comentó Cárdenas. 

Tony Cárdenas contó que cuando le contó a uno de sus profesores que pensaba estudiar ingeniería, recibió cuestionamientos de tipo académicos y económicos en vez de palabras de aliento para seguir una carrera de ciencias. “Muchos estudiantes hispanos viven la misma situación. Esa realidad tiene que cambiar. La etnia a la que pertenece un alumno no puede ser una ‘barrera’ para acceder a una carrera científica o tecnología. Nosotros somos los llamados a cambiar esa realidad”.

Para el congresistas Tony Cárdenas aprovechó la ocasión para recordarle a los presentes que “el éxito de Estados Unidos depende del éxito de los hispanos”.

Aunque la población hispana es la minoría en mayor crecimiento en los Estados Unidos, lamentablemente este incremento aún no se ve reflejado en el progreso educativo. Los últimos datos de la Oficina Nacional del Censo, solo el 13 por ciento de los hispanos mayores de 25 años que culminaron la secundaria, obtuvieron un título universitario en el 2011.

Alejandra Ceja, directora de la iniciativa para la Excelencia Educativa de los Hispanos, indicó que es vital que todas las organizaciones latinas participen de las campañas que alientan a los jóvenes a estudiar y desarrollarse en los campos de las ciencias, gobiernos locales e industria privada. 

"El gobierno está invirtiendo dinero para que hayan más maestros en las áreas de ciencias, matemáticas, para que tengamos más estudiantes con oportunidades de becas si quieren estudiar medicina, para estudiantes que necesiten becas para ser ingenieros. En el último quinquenio se ha hecho una inversión histórica en la comunidad que nos tiene que servir para preparar a la comunidad," aseguró Ceja.