Fieles participa de un marcha en memoria del beato salvadoreño Óscar Arnulfo Romero. (Foto/archivo)
Fieles participa de un marcha en memoria del beato salvadoreño Óscar Arnulfo Romero. (Foto/archivo)
El Salvador conmemora este viernes con una liturgia y una marcha el 37 aniversario de la muerte del beato mártir salvadoreño, monseñor Óscar Arnulfo Romero, mientras en el Vaticano se debate su canonización.

Además de los actos protocolares en El Salvador, una comitiva de obispos visita la Santa Sede, donde se reunirá con el papa Francisco para conocer cómo avanza el proceso de canonización de Romero, beatificado el 23 de mayo de 2015.

Monseñor Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980, en el marco de la guerra civil salvadoreña, por un francotirador desconocido mientras oficiaba una misa en la capilla del hospital de cáncer La Divina Providencia, en San Salvador.

Un informe de la Comisión de la Verdad de la ONU, que investigó las violaciones a derechos humanos durante la guerra salvadoreña (1980-1992), determinó que el ex mayor del Ejército y fundador del partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista (Arena), Roberto D'Aubuisson, dio la orden de asesinar al monseñor.

El arzobispo, beatificado en una multitudinaria misa en San Salvador, denunciaba en sus homilías los ataques de los cuerpos de seguridad contra la población civil y otras violaciones a los derechos humanos.

El pasado 28 de febrero, la Iglesia católica salvadoreña envió al Vaticano la investigación sobre una "presunta curación" atribuida a monseñor Óscar Arnulfo Romero y que abre la puerta a su canonización en caso de ser ratificada.

Los documentos enviados incluyen una copia del expediente clínico de la feligrés Cecilia Maribel Flores, beneficiaria del presunto milagro del arzobispo asesinado en 1980, extendido por el Instituto Salvadoreño del Seguro Social.

El 27 de marzo de 2016, el principal jerarca de la Iglesia católica en El Salvador, el arzobispo José Luis Escobar Alas, aseguró que la canonización de Romero depende de que el Vaticano confirme "científica y teológicamente" el milagro atribuido a este.

Asimismo, el presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, anunció que enviará una carta al papa Francisco en donde le pedirá que viaje al país centroamericano para realizar la canonización del beato Óscar Arnulfo Romero. EFE