El cardenal Donald Wuerl dio por concluida la "Temporada de Sanación" en la Arquidiócesis de Washington.  Foto/archivo
El cardenal Donald Wuerl dio por concluida la "Temporada de Sanación" en la Arquidiócesis de Washington. Foto/archivo

Con una misa celebrada en la Catedral de San Mateo Apóstol de Washington el cardenal Donald Wuerl dio por concluida la "Temporada de Sanación", en donde se hizo un llamado para que religiosos y fieles sigan trabajando en la renovación de la Iglesia. El acto litúrgico puso fin a seis semanas de reflexión y oración.

"Renovemos nuestro compromiso de orar y acompañar a nuestros hermanos que hoy sufren. Invito a los feligreses a mantenerse unidos en oración y pedir por los sobrevivientes de abuso sexual. Es tiempo de reconocer el dolor y la herida que existe en la Iglesia”, dijo el cardenal Wuerl.
Agregó que la temporada de curación fue necesaria, pues durante seis semanas todos tuvieron la oportunidad de pedir a Dios que nos ayude a sanar, restaurar y renovar nuestros corazones.

"Pedimos la misericordia y compasión de Dios para sanar cada herida. Todos en la Iglesia estamos conscientes del sufrimiento, el dolor y la tristeza de las víctimas de abuso. La oración es fundamental para sobrellevar este dolor”, manifestó el cardenal Donald Wuerl. 

Asimismo, dijo que todos debemos confiar en el infinito amor de Dios, quien nos traerá luz, redención y sanación para fortalecer nuestra Iglesia. "Pido al Padre Creador que los sobrevivientes encuentren la gracia sanadora y conozcan el poderoso amor de Jesús por ellos".

La misa fue concelebrada por los obispos auxiliares Mario Dorsonville y Roy E. Campbell. Allí se ofrecieron oraciones para que "todos los perjudicados por el abuso puedan encontrar la paz en la justicia".
La "Temporada de Curación" fue convocada el pasado 14 de septiembre por el cardenal Donald Wuerl ante los recientes escándalos de abuso que afectaron a la Iglesia Católica de Estados Unidos.