El hermano Gerald Hopeck y la clase del  2º grado con tres ‘Grand Champions’. Sostienen el trofeo ‘First in Math’ dos de los estudiantes que alcanzaron los más altos puntajes. (Foto/St Francis International)
El hermano Gerald Hopeck y la clase del 2º grado con tres ‘Grand Champions’. Sostienen el trofeo ‘First in Math’ dos de los estudiantes que alcanzaron los más altos puntajes. (Foto/St Francis International)
No se necesita ser un genio para ser un matemático, solo se necesita dedicación y una particular motivación que haga divertido el proceso de aprender matemáticas, como lo demuestran los estudiantes de la escuela católica St. Francis Internacional quienes ocuparon el primer puesto en el estado de Maryland en la competencia nacional First in Math*.

A nivel nacional, la escuela St Francis International ocupó el vigésimo cuarto lugar, en su primer año de participación.

First in Math es un programa de matemáticas interactivo –a través del internet– con actividades y juegos que hacen divertido el aprendizaje de las matemáticas, amén de permitir a los estudiantes tener una inmediata respuesta durante su participación, tanto en la escuela como en su casa.

El citado programa, inventado por Robert Sun, permite a los jóvenes tener una profunda inmersión en la práctica de las matemáticas, destacó el hermano franciscano Gerald Hopeck, subdirector de la escuela St Francis International.

Hopeck explicó que su primer contacto con First in Math fue en una escuela católica de Filadelfia, Pensilvania, donde él observó los magníficos resultados del programa traducidos en un incremento significatico del puntaje en los tests de matemáticas.

El programa, en sí mismo, es una experiencia visual de aprendizaje donde los niños disfrutan y gozan aprendiendo las matemáticas solos o con sus padres, quienes también pueden participar en ese proceso interactivo ‘jugando’ con sus hijos, precisó Hopeck.

First in Math, programa que también usan otras escuelas públicas, cumple la función de ser, primero, un instrumento efectivo de aprendizaje y, segundo, de mantener durante todo el año escolar el interés de los niños por las matemáticas, un tácito compromiso que los niños lo asumen con alegría.

Pruebas al canto: Hopeck señaló que, durante los días de invierno que no hubo clases, los docentes de la escuela alentaron y ‘retaron’ a los estudiantes y a sus padres a usar ese tiempo en el hogar para participar, a través del internet, en First in Math. Pues bien, los mayores resultados se obtuvieron en esos días de ocio aparente que se convirtieron en días de matemáticas.

En la ceremonia de entrega de trofeos a los estudiantes, en la que participó el superintedente de las escuelas católicas de la Arquidióceses de Washington, Bert L’Homme, los docentes y el director de St Francis International, Toby Harkleroad, rindieron homenaje al hermano Gerald Hopeck a quien consideran gestor del éxito obtenido por los alumnos.

Los estudiantes de la escuela católica St. Francis International recibieron medallas y diplomas por haber obtenido el primer lugar en el estado de Maryland y haber ocupado el puesto 24 en todo el pais. Individualmente, 18 estudiantes alcanzaron el nivel de ‘Champion’ y 8 de ellos el nivel de ‘Grand Champion’.

Un particular y merecido reconocimiento, que llenó de orgullo a los presentes, recibieron los estudiantes del segundo grado quienes obtuvieron el primer lugar con el más alto puntaje en el estado de Maryland y el cuarto puesto –en su grado– a nivel nacional. El resto de la escuela terminó entre los veinte primeros lugares a nivel nacional, en sus res-pectivos grados.

* Programa de aprendizaje de matemáticas ‘online’ creado por Suntex International, Inc. de Filadelfia, PA. Inf: www.FirstinMath.com.