Muchos padres tienen temor a los planes del gobierno de cancelar por orden ejecutiva la ciudadanía por nacimiento en Estados Unidos. (Foto/archivo)
Muchos padres tienen temor a los planes del gobierno de cancelar por orden ejecutiva la ciudadanía por nacimiento en Estados Unidos. (Foto/archivo)
El fiscal general del estado de Washington, Bob Ferguson, dijo este miércoles que demandará de inmediato a la administración del presidente, Donald Trump, si sigue adelante con los planes de cancelar por orden ejecutiva la ciudadanía por nacimiento en Estados Unidos.

"No importa cuánto pueda querer apelar a lo que no es aceptable, el presidente Trump no puede alterar la Constitución a través de una orden ejecutiva. Si lo intenta, inmediatamente lo llevaremos a la corte, y lo derrotaremos nuevamente ", expresó el demócrata en un comunicado.

Ferguson, al que se le considera posible candidato para gobernador del estado en 2020, ha presentado 32 demandas contra la administración de Trump y no ha perdido un caso.

Cuenta con 14 victorias legales contra la Administración. Ocho de esos casos están terminados y no pueden ser apelados. La Administración tiene o puede apelar a los otros seis, que incluyen demandas que involucran a los "soñadores" y a la construcción de armas impresas en 3D, entre otros.

La promesa de Trump de poner fin al derecho a la ciudadanía para los hijos de no ciudadanos y de inmigrantes indocumentados nacidos en territorio estadounidense, se hizo pública hoy en una entrevista con el medio digital Axios, en la que el gobernante dijo que el Gobierno debe acabar con la "ridícula" ley que otorga el derecho a la ciudadanía a los nacidos en territorio nacional.

Tal paso sería considerado como una afrenta a la Constitución del país, que fue enmendada hace 150 años y en la que se cita en su Emnmienda 14: "Todas las personas nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos y sujetas a su jurisdicción son ciudadanos de los Estados Unidos".

La Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos (NALEO) respondió hoy a través de su presidente, Arturo Vargas, que "cualquier intento por parte del presidente Trump de reformar este principio básico de nuestra democracia a través de una orden ejecutiva sería antiestadounidense y absolutamente ilegal". EFE