Foto/archivo
Foto/archivo

El Gobierno confirmó este viernes que rebajará el cupo de refugiados de 45.000 a 30.000 para el próximo año fiscal 2019, de los que 11.000 serán de África y 9.000 de Oriente Medio.

"La admisión de 30.000 refugiados a EE.UU. durante el año fiscal 2019 está justificada por preocupaciones humanitarias o por el interés nacional", indicó un memorando la Casa Blanca.

África y Oriente Medio serán las regiones de origen con el mayor número de refugiados admitidos el próximo año; seguidas por Asia Oriental, con 4.000; y Latinoamérica y Europa y Asia Central, con 3.000, respectivamente.

A mediados de septiembre, el Gobierno del presidente, Donald Trump, anunció que rebajaría a 30.000 el número de admisiones de refugiados para el año fiscal 2019, la cifra más baja desde 1980, alegando que su sistema migratorio está "abrumado" por este tipo de peticiones.

Se trata de un número considerablemente inferior al fijado para el año fiscal 2018, que establecía la admisión de 45.000 refugiados en el país: muy por debajo de los datos de Administración del expresidente Barack Obama (2009-2017), quien abrió la puerta a unos 85.000 refugiados en el año fiscal 2016, y unos 110.000, en 2017.

El Departamento de Estado ha afirmado, no obstante, que los nuevos cupos de refugiados y solicitantes de asilo continúan con el "largo historial de Estados Unidos como la nación más generosa del mundo en lo que respecta a la inmigración basada en la protección".
EFE