Jóvenes beneficiados con el programa DACA sueñan con concluir sus estudios universitarios  Foto/archivo
Jóvenes beneficiados con el programa DACA sueñan con concluir sus estudios universitarios Foto/archivo

La campaña "Mantener vivo el sueño", lanzada esta semana en Arizona, recaudará fondos para asegurar que jóvenes beneficiados con el programa de Acción Diferida (DACA) y matriculados en universidades del estado puedan terminar sus estudios superiores.

La campaña fue anunciada por la organización Chicanos por la Causa (CPLC), conjuntamente con la Universidad Estatal de Arizona, La Universidad de Arizona, la Universidad del Norte de Arizona, El Colegio Comunitario de Pima y los Colegios Comunitarios de Maricopa.

"Pedimos el apoyo del público para poder ayudar a los jóvenes afectados por esta política injusta y ayudarlos a tener las mismas oportunidades", dijo en un comunicado de prensa David Adama, director ejecutivo de (CPLC).

Se estima que alrededor de 1.600 estudiantes con DACA que están inscritos en estas instituciones se beneficiarán de la misma.

Tras una larga lucha legal, la Corte de Apelaciones de Arizona dictaminó en el 2017 que los estudiantes conocidos como "soñadores" y amparados por DACA no son elegibles como residentes para pagar colegiaturas en universidades y colegios del estado.

Arizona argumentó que otorgar esas colegiaturas a los jóvenes con DACA es una violación a la ley estatal 300, aprobada por los votantes en el 2006, sin importar cuántos años tengan viviendo en el estado y que se hayan graduado de escuelas secundarias locales.

El estado considera que DACA es un estatus "temporal" que no otorga una residencia legal.

Esta decisión obliga a los "soñadores" a tener que pagar colegiaturas de hasta un 200 % superiores a las de los residentes para completar sus estudios.

Los jóvenes con DACA no son elegibles para obtener ayuda federal, préstamos estudiantiles y becas estatales, por lo que ellos mismos deben pagar sus estudios.

Desde que entró en vigor la medida en agosto del 2018, cientos de estudiantes ya han desertado o se han ido a otros estados.

"Estoy agradecido por esta campaña que brinda a los arizonenses una manera de tomar una decisión compasiva y prudente para ayudar a nuestros beneficiados de DACA a terminar la educación que comenzaron", dijo por su parte en el mismo comunicado Robert C. Robbins, presidente de la Universidad de Arizona.

Para él, "el valor de la una educación superior universitaria radica en su capacidad para transformar la vida de un estudiante al ponerlo en un curso para el aprendizaje de por vida".

Chicanos por la Causa fue fundada hace medio siglo "para abordar las desigualdades en la educación pública de Arizona".

A la vuelta de ese tiempo, la organización dice estar "orgullosa de liderar este esfuerzo sin precedentes con las principales instituciones educativas de Arizona".

DACA fue aprobado por el expresidente Barack Obama (2009-2017) en 2012 para proteger de la deportación a cientos de miles de jóvenes indocumentados que llegaron al país como niños; pero en septiembre de 2017 Trump acabó con este programa cuando aún amparaba a 690.000 personas.
EFE