Casi la mitad de los indocumentados en este país podrían calificar para obtener documentos de migración, pero no lo saben o no han dado el paso de iniciar el trámite. 

Hay feligreses católicos que se autodenominan republicanos y simpatizan con las políticas de inmigración del gobierno de Donald Trump, desconociendo las enseñanzas de la Iglesia Católica de acoger y ayudar al extranjero y a todo el que es diferente a nosotros. Estos principios se enseñan en todas las escuelas parroquiales y son inculcados a todos los fieles desde niños, pero no todos los católicos los tienen presentes. Por eso es tan importante evangelizar reforzando la enseñanza de la Iglesia sobre el tema de inmigración -especialmente ahora cuando el fervor antiinmigrante se ha agudizado en esta nación.

Estos y otros temas surgieron durante su reciente charla denominada "Una perspectiva legal católica sobre la  inmigración en el nuevo gobierno", que se llevó a cabo en la Universidad Católica de América en Washington.

Patricia Zapor, directora de comunicaciones de la red legal católica de inmigración (CLINIC), dio una presentación y encabezó el debate en el cual se habló también sobre las principales dudas y angustias que tienen los extranjeros a raíz de las nuevas políticas migratorias del gobierno.

Zapor dijo que desde el día de las elecciones surgió una gran preocupación por el futuro de los inmigrantes de parte de las más de 300 organizaciones católicas y no católicas afiliadas a CLINIC, que ofrecen servicios de inmigración en diócesis a nivel nacional. Asegura que los empleados y voluntarios en estas entidades se preguntan: ¿Y qué les decimos a la gente? La comunidad inmigrante tiene dudas como: ¿qué pasa con los 'dreamers' si no renuevan DACA?, ¿Por cuánto tiempo continuará el programa de alivio migratorio o será eliminado?

La red que ella representa está recibiendo muchas llamadas de abogados de inmigración que desean ayudar como voluntarios. Igualmente están llamando sacerdotes, obispos y otros líderes de la Iglesia en relación con el tema de 'las ciudades santuario'. Algunas parroquias y universidades han manifestado su solidaridad con los indocumentados y se han tildado de 'santuarios', pero el tema es complejo -dijo Zapor-, hay muchas dudas y no están claras las implicaciones.

Hay docenas de universidades que han manifestado su resistencia a cooperar con los agentes federales de migración, a menos que sean obligados por ley.

Ya se ha sometido un proyecto en el congreso para tal fin, que si se convierte en ley estas universidades podrían perder ayuda financiera federal si no cooperan con las autoridades. La legislación impulsada por un congresista republicano de California requeriría que el Departamento de Seguridad Nacional mantenga una lista de los recintos universitarios 'santuario' y la envíe al Departamento de Educación, a fin de cancelar los pagos federales por préstamos estudiantiles y asistencia financiera, lo cual representa miles de millones de dólares.

Zapor se ha especializado en temas de inmigración y comunidad hispana en Estados Unidos, le explicó a su auditorio el gran trabajo que encaran los consulados latinoamericanos en estas últimas semanas. Sus connacionales están acudiendo en gran número a renovar sus pasaportes, gestionarlos para sus hijos nacidos en suelo estadounidense y otros trámites vinculados al nuevo panorama que encaran. Esta periodista dice que la preocupación de la gente es el bienestar de sus hijos. "Los padres se preguntan quién recogerá a mis niños de la escuela si me deportan?"

Algunos ya tienen en mente regresar a su país natal, otros desean tener todo arreglado por si son detenidos por las autoridades de migración.

Esta experta recordó que anteriormente se ha detenido a personas en el área que tenían indocumentados en su auto y teme que esto podría pasar nuevamente.

Aseguró que el nuevo gobierno ha emitido las órdenes ejecutivas y directrices sobre inmigración sin consultar con la gente que sirve a las comunidades inmigrantes, sin analizar bien la ley e incluso la constitución.

CLINIC está entrenando a los inmigrantes que sirve en relación con sus derechos. Para detalles, visite: cliniclegal.org.

Zapor también habló sobre el tema de los refugiados y explicó que Caridades Católicas USA, el brazo de ayuda social de la Iglesia Católica, se encarga de atender a los refugiados como parte del programa de reasentamiento. El mismo es un instrumento de protección de los refugiados que han huído de su país de origen y buscan que Estados Unidos les admita y les brinde protección permanente.

La coalición 'Católicos confrontando la pobreza global', ha manifestado preocupación por la medida del gobierno de restringir la admisión de refugiados a los Estados Unidos. Les preocupa la significativa reducción de fondos para la asistencia que, junto a otras intervenciones para salvar sus vidas, está ayudando a los refugiados a nivel mundial.

"Hay 21 millones de refugiados en el mundo esperando y orando por la paz y la prosperidad regrese a su tierra natal. Estamos llamados a ser compasivos con nuestros hermanos y hermanas que han sido forzados a abandonar sus hogares y ayudarlos a buscar un refugio seguro", dijo la coalición en un comunicado.

"Las mujeres, niños y hombres que escapan de la guerra, persecusión, hambre y pobreza alrededor del mundo necesitan de nuestra ayuda.

Consideran que bloquearle la entrada a los refugiados y cortar significativamente los fondos para ayudarlos solo va a exacerbar su ya inimaginable sufrimiento. "Es nuestra responsabilidad informarles a nuestros líderes que, como gente de fe, apoyamos la ininterrumpida continuación del programa de admisión de refugiados y robustos fondos para los esfuerzos en apoyo a las necesidades de los refugiados en todo el mundo". Para detalles, escriba a info@confrontglobalpoverty.org.