Los hispanos fueron el grupo de población más fecundo en Estados Unidos en el periodo 2011-2015. Foto/cortesía La Región
Los hispanos fueron el grupo de población más fecundo en Estados Unidos en el periodo 2011-2015. Foto/cortesía La Región

Los hispanos fueron el grupo de población más fecundo en Estados Unidos en el periodo 2011-2015, con una diferencia de hasta 5 puntos respecto a otros grupos, según un estudio sobre natalidad divulgado este miércoles por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Para realizar el estudio se entrevistó a 11.300 mujeres de 15 a 44 años y a 9.321 hombres de las mismas edades en todo el país.

El 62,1 por ciento de las mujeres y el 49,8 por ciento de los hombres hispanos dijeron haber tenido hijos biológicos entre 2011 y 2015.

Tanto las hispanas como las hispanos llevan la delantera al siguiente grupo de población con más nacimientos en el periodo mencionado, los afroamericanos, que registraron porcentajes de 57,1 por ciento y 46,6 por ciento, cinco puntos y 3,2 puntos menos que los latinos.

Las mujeres blancas y asiáticas que dijeron haber tenido hijos entre 2011 y 2015 fueron un 53 por ciento y un 48,9 por ciento del total de sus respectivos grupos, mientras que los porcentajes para hombres blancos y asiáticos fueron 42,3 por ciento y 35,6 por ciento.

Entre las mujeres en general que dijeron haber tenido hijos, un tercio solo había tenido uno en el momento de la entrevista, cerca de otro tercio tuvo un segundo dentro de los 36 meses del primer nacimiento, y un tercio tuvo un segundo hijo más de 36 meses después del primero.

En promedio, según el estudio, basado en datos de la Encuesta Nacional de Crecimiento Familiar (NSFG, en inglés), las mujeres tuvieron 1,2 hijos biológicos y los hombres 0,9 en 2011-2015.

La encuesta evidenció que, en general, el 85 por ciento de las mujeres de 40 a 44 años había dado a luz durante ese periodo y que el 80,4 por ciento de los hombres en ese mismo rango de edad había tenido un hijo.

El estudio muestra que las personas con mayor nivel de estudios tienen menos hijos y que lo mismo ocurre con las que tienen un mayor nivel de ingresos.

Por ejemplo, el 80,7 por ciento de mujeres que terminaron la secundaria o con un diploma de educación general (GED) alguna vez tuvo un hijo en comparación con el 53,8 por ciento de las mujeres con una licenciatura o estudios superiores.

El 75 por ciento de mujeres con ingresos familiares inferiores al 150 por ciento del nivel de pobreza federal tuvieron un hijo frente al 54 por ciento de aquellos con ingresos del 300 por ciento o más que dicho índice.

Por otro lado, la edad promedio del primer nacimiento fue de 23,1 años para las mujeres y de 25,5 para los hombres.

Entre las mujeres, un 31,2 por ciento de los primeros nacimientos ocurrieron durante la adolescencia y el 54,5 por ciento entre los 20 y los 29 años.

Mientras, entre los hombres, los que fueron padres por primera vez durante la adolescencia representan el 13,8 por ciento del total. El 63,1 % por ciento se convirtieron en padres entre los 20 y los 29 años.

Estos datos, señala el informe, mantienen la tendencia marcada en el periodo inmediatamente anterior estudiado, entre 2006 y 2010, en el que también se comprobaban las diferencias en las "tasas de natalidad y el momento del nacimiento" entre hispanos y el resto de las razas y etnias presentes en el país.

Esto ha llevado a que la población hispana en Estados Unidos alcanzase en 2017 los 58,9 millones de personas, lo que significa un crecimiento del 2,17 % respecto al año anterior, según las últimas estimaciones del Censo estadounidense publicadas a finales de junio pasado.

La cifra de 2017 representa un fuerte incremento respecto a los 50,8 millones de 2010, los 35,7 millones de 2000, los 22,6 de 1990 y los 9,6 de 1970.

En términos generales, los latinos representan ahora el 18,1 por ciento del total de la población en EE.UU., principalmente debido al aumento natural, es decir, la diferencia entre nacimientos y defunciones. EFE