Estudiante de la escuela DBCR abraza la copa obtenida por el equipo campeón "Washington Capitals". (Foto/Jaclyn Lippelmann)
Estudiante de la escuela DBCR abraza la copa obtenida por el equipo campeón "Washington Capitals". (Foto/Jaclyn Lippelmann)

La copa obtenida por el equipo campeón "Washington Capitals" en un reciente campeonato de hockey, llegó a la escuela secundaria católica Don Bosco Cristo Rey (DBCR) para colmar de alegría a los estudiantes y transmitirles el mensaje de que el esfuerzo trae recompensas y que los sueños sí son alcanzables.

"Me encanta el hockey. Vi todos los partidos del campeonato desde el inicio durante el verano", comentó el estudiante del 10º grado Josué Cruz (15) aficionado del equipo.

Contó que siendo niño empezó a ver los partidos con su hermano, a entender cómo es el juego y así comenzó su afición. "Se puede ver que el capitán del equipo trata con cariño a los jugadores y se ve que más que un equipo son una familia".

Considera que las lecciones que se aprenden de seguir estos campeonatos son claves para los jóvenes. Por ejemplo, dijo, los chicos aprenden que es importante respetar y seguir las instrucciones del capitán para el éxito del equipo. "Se puede ver que los jugadores se aceptan tal como cada uno es y, así, trabajan en equipo", dijo aplaudiendo el ejemplo que dan y considerándolo un modelo a seguir en el hogar y en la escuela.

Washington Capitals, equipo profesional de hockey sobre hielo establecido en Washington, DC, fue fundado en 1974 y es el equipo de la capital de Estados Unidos. Actualmente juega en la liga nacional de hockey, establecida en la división metropolitana.

La emoción fluye entre los fanáticos del hockey porque, aunque este equipo sí llegó a los finales una vez hace veinte años, esta es la primera vez que gana un campeonato.

La enorme copa llamada "Stanley" fue obtenida en el juego final en Las Vegas, después de 24 juegos. Ese día el área metropolitana de Washington vibró de emoción y los aficionados salieron a las calles a celebrar el histórico triunfo. "Esa noche en que ganaron, casi lloré de emoción", confesó Josué.

Desde entonces, representantes del equipo llevan la copa a escuelas y organizaciones por todo el país.

En esta ocasión, la copa fue exhibida en el gimnasio de la escuela DBCR para que jóvenes y adultos la contemplen, la toquen, se tomen fotos, sigan celebrando el triunfo del equipo local y se sientan parte del mismo.

"La copa representa el trabajo fuerte para ganar un campeonato y de ese mismo modo trabajan los estudiantes, por eso queremos mostrarles que si se trabaja fuerte, todo se puede lograr", según Raúl Hernández, uno de los doce propietarios del equipo que estuvo presente en la jornada.

"Recorremos las escuelas con la copa como una manera de seguir celebrando,  ya que es un reconocimiento importante", expresó quien tiene raíces cubanas y ecuatorianas. "No se gana un campeonato todos los días, así que hay que disfrutarlo".

Jessica Ventura (15) reconoce que la mayoría de los jóvenes hispanos no cuenta con dinero para ir a ver los juegos y siguen el campeonato desde su casa. Aún así ella siente conexión con el equipo y tiene razones para sumarse a la fiesta deportiva. "No importa de donde somos, podemos lograr algo grande como ganar un campeonato", dijo.

Julio Hernández, egresado de DBCR en el 2011 y de padres salvadoreños, llegó a la celebración con mucho entusiasmo. "El hockey es un juego que requiere muy buenas condiciones físicas y mucha preparación", según este fanático de Los Capitals y de otros equipos deportivos del área como los Redskins (fútbol americano) y los Nationals (béisbol).

"Al jugar hay un gran desgaste físico de los 14 jugadores que se van turnando. Necesitas la habilidad de patinar en el hielo, controlar el palo y el disco de hockey y no perder la noción de trabajar en equipo. No es fácil ganar un campeonato, Los Capitals lo han intentado durante años y no podían", dijo recordando que desde 1991 -cuando ganaron Los Redskins- no ganaba un campeonato un equipo del área.

La copa "Stanley" está en poder de Los Capitals durante cien días después regresa al Hall de la Fama de Hockey en Toronto, Canadá.

Los estudiantes de DBCR tienen un currículo académico que incluye un día de trabajo a la semana para cubrir los costos de sus estudios. Algunos de los alumnos trabajan en las oficinas de Los Capitals en labores administrativas, contabilidad, redacción e investigación.