Director interino de la escuela Don Bosco Cristo (DBCR), Elías Blanco, habla sobre las medidas de seguridad en las escuelas.  Foto/Javier Diaz
Director interino de la escuela Don Bosco Cristo (DBCR), Elías Blanco, habla sobre las medidas de seguridad en las escuelas. Foto/Javier Diaz

La seguridad de los niños en las escuelas es un tema de preocupación para los padres. El sistema educativo católico de Washington lo sabe y responde con una rígida normativa de protección a menores de edad.

"En nuestra escuela estamos comprometidos a proteger a todos los estudiantes. Tenemos ese compromiso de protegerlos", afirmó el director interino de la escuela Don Bosco Cristo (DBCR), Elías Blanco.

A modo de ejemplo de cómo es el procedimiento en todas las escuelas, explicó que todos los años al empezar el año escolar y durante el año, reciben entrenamiento continuo de cuáles son las normas de protección a menores. Ese entrenamiento viene de parte de la guía del sistema escolar arquidiocesano y también de los salesianos, quienes son los sacerdotes que están presentes en DBCR de Takoma Park, Maryland.

"Son dos tipos de entrenamiento para todo el personal y todos los voluntarios. Es un requisito que todos debemos cumplir todos los años y -también- recibimos recordatorios e información a lo largo del año académico".

Igualmente, aclaró que todos los empleados y voluntarios del plantel deben presentar sus huellas digitales y tienen que pasar por una revisión de sus antecedentes antes de trabajar en la escuela.

"Tomamos varias medidas para poder proteger a nuestros menores. Tenemos muchas expectativas y las dejamos muy claras a los empleados de la escuela para que sepan exactamente cuál es el trato apropiado que deben tener con los estudiantes a diario y cuál es el contacto inapropiado que nunca debe ocurrir", dijo el director Blanco.

Comentó que, al inicio del año escolar y a lo largo del año, a los estudiantes se les da una orientación para que sepan qué deben hacer si ocurre alguna emergencia dentro o fuera de la escuela. "Nosotros tomamos esas informaciones o casos muy en serio porque es nuestra responsabilidad reportarlos y mantener a nuestros niños y jóvenes seguros", puntualizó.