La Casa Blanca consideró que la FIFA puede salir beneficiada con un "nuevo liderazgo", tras la renuncia de su actual presidente, Joseph Blatter, en medio del escándalo de corrupción en torno al organismo.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo en su rueda de prensa diaria que la FIFA "se beneficiaría de un nuevo liderazgo", al ser preguntado sobre la dimisión de Blatter.

"Y es una oportunidad para que la organización trate de mejorar su imagen pública", agregó Earnest al anotar que la FIFA se encarga de gestionar "los asuntos de un deporte que es seguido por miles de millones de personas en todo el mundo".

Blatter anunció este martes que pone a disposición su cargo y que habrá un congreso extraordinario para elegir al nuevo mandatario del máximo organismo futbolístico mundial.

No obstante, Blatter seguirá como presidente en funciones del organismo hasta que se celebren los próximos comicios, entre el próximo diciembre y marzo de 2016.

El suizo fue reelegido como presidente de la FIFA el pasado viernes, dos días después de la detención de siete altos cargos de la organización en Suiza a petición de Estados Unidos, que solicitó su extradición para juzgarlos por presunta corrupción. (EFE)