La presidenta chilena Michelle Bachelet y Mariano Vales, conducto de la DCYOP. (Fotos/cortesía DCYOP)
La presidenta chilena Michelle Bachelet y Mariano Vales, conducto de la DCYOP. (Fotos/cortesía DCYOP)

Jóvenes músicos del área metropolitana de Washington y sus pares chilenos hicieron gala de lo mejor de sus talentos gracias a un programa de intercambio cultural definido por el lema ‘Dos países, una pasión’.

En su vigésima segunda gira global, los músicos más avanzados de DC Youth Orchestra Program viajaron a Chile para tocar con tres orquestas juveniles locales en diferentes escenarios, incluyendo el Palacio La Moneda en un concierto privado para la Presidenta Michelle Bachelet.

El gran desafío para los jóvenes fue lograr la excelencia aplicando, no solo sus mejores habilidades musicales, sino también su capacidad para adaptarse y comunicarse con sus pares –con quienes no comparten el mismo idioma– en solo unos días de ensayos intensos.

Elizabeth Schurgin, directora ejecutiva de la organización, señaló que “los 48 estudiantes que viajaron a Chile demostraron que la música no tiene límites ni fronteras. En solo dos semanas, con su pasión compartida por la música, nuestros estudiantes formaron lazos con músicos chilenos de todo el país”.

Junto a sus pares chilenos ensayaron y tocaron cuatro conciertos bajo la conducción de conductores diferentes, lo que es un gran logro –explicó–. Nos sentimos muy orgullosos de los 48 estudiantes que, no solo representaron a sus 600 compañeros del programa de DCYOP de las realidades más diversas, sino que también actuaron como embajadores culturales de Estados Unidos en Chile.

La DCYO y sus pares chilenos formaron una orquesta binacional de 78 músicos que tocaron en un concierto privado para la Presidenta Michelle Bachelet, en el que estuvo presente el compositor chileno Gastón Soublette, autoridades de gobierno y personas destacadas del mundo de la cultura y las artes.

En un segundo concierto en el Centro Cultural Chimkowe, la orquesta ofreció un concierto de fin de año en la que asistieron un millar de personas.

Al sur del país, en la ciudad de Valdivia, la DCYO tocó, conjuntamente con jóvenes del Campamento Musical Marques de Mancera y de la Universidad Austral de Chile, en el auditorio de la universidad y en la explanada al aire libre en el fuerte de la Isla Mancera.

Luego del concierto en el Centro Cultural Chimkowe, uno de los músicos comentó: “Me siento tan conectado con los estudiantes chilenos. Realmente logramos comunicarnos a través de la música y, personalmente, nunca olvidare esta experiencia”.

Otra estudiante de la DCYOP, Hana, dijo: “La gira fue fantástica, pero lo que más me gustó fue conocer a mis pares chilenos, de los cuales hoy me siento amiga. De hecho he mantenido el contacto con ellos y ya los extraño. Espero que en algunos años más podamos reunirnos otra vez”.

DCYOP se caracteriza por ser una organización altamente inclusiva y de excelencia, enseñando a más de 500 niños y jóvenes desde los 4 ½ hasta los 18 años de edad, y acepta a niños con y sin experiencia musical. La única exigencia es que quieran tocar música y estén dispuestos a aprender junto a otros niños y jóvenes.

Las clases —incluyendo 17 instrumentos diferentes— se realizan por medio de lecciones grupales, grupos de cámara y orquestas de diferentes niveles de experticia musical.

La organización, que se caracteriza por facilitar una enseñanza en un ambiente cálido y exigente, tiene 35 instructores de primer nivel, algunos de los cuales han sido nominados a los Premios Grammy y otros que son parte de los grupos de cámara elite de los Militares.

Actualmente, las inscripciones para el nuevo semestre están abiertas. Para mayor información visita www.dcyop.org