Escultura que dorma parte de la exhibición del artista hondureño Derek Webster. (Foto/cortesía Anacostia.si.edu)
Escultura que dorma parte de la exhibición del artista hondureño Derek Webster. (Foto/cortesía Anacostia.si.edu)

El museo comunitario de Anacostia, del Smithsonian, presenta una exhibición de creativas y coloridas esculturas del artista hondureño Derek Webster (1934-2009) hasta el 23 de abril de 2017.

Webster era un artista autodidacta que aprendió a crear esculturas por sí mismo e incursionó en el mundo del arte por su talento innato. Creaba sus obras en el patio trasero de su casa en Chicago y las convirtió en arte de alto nivel. Adornaba su jardín con lujosas esculturas que creaba con objetos que encontraba, hasta que en 1980 el propietario de una galería -que admiraba su talento- se propuso elevar este arte a una audiencia masiva.

Estas obras son el centro de la nueva exhibición "The Backyard of Derek Webster's Imagination", que se refiere a la imaginación que emergió en el patio interior de la casa de Webster y propició obras dignas de presentar en una exposición de arte en los famosos museos Smithsonian.

"En el trabajo de Webster, podemos ver cómo un inmigrante combinó las tradiciones, memorias, estética y encuentros de su tierra natal y de las travesías a lo largo del camino con aquéllos de su país adoptivo para crear algo nuevo, autoafirmar y enriquecer a la comunidad: una clásica historia estadounidense", expresó Lori Yarrish, directora interina del museo.

La exhibición de nueve obras se centra en trabajos seleccionados de la colección permanente del museo.

Webster nació en Honduras y creció en Belize. Trabajó en botes bananeros que se transladaban a Haití, Cuba, Portugal, Liberia y Estados Unidos. A sus más de cuarenta años, en 1978, se mudó a Chicago, donde trabajaba limpiando en un hospital. Disfrutaba de del jardín de su casa, en el cual plantaba vegetales, construía cercas decorativas y empezó a crear esculturas usando materiales que colectaba del vecindario.

Lo que distingue las obras de Webster es la exuberancia en cada pieza, los colores brillantes, las múltiples caras y el humor. Disfrutaba lo que hacía -dicen los expertos.

Webster era modesto, describía sus obras como una idea inspirada en sus recuerdos y sentía que eran una parte más del trabajo propio del jardín.

Quienes visiten esta exhibición, podrán ver un video con una entrevista del escultor y también disfrutar de cuarenta piezas artísticas creadas por niños y jóvenes del área que fueron inspirados por el escultor hondureño.

El museo está ubicado en 1901 Fort PL, en el sureste de Washington. Para detalles, llame al (202) 633-4820  visite http://anacostia.si.edu.