Flaminia Giovanelli, ex subsecretario del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral. (Foto/VN)
Flaminia Giovanelli, ex subsecretario del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral. (Foto/VN)

“La mujer como promotora de esperanza”: fue el tema del Conferencia que tuvo lugar esta semana en al auditórium de las Unión Internacional de Superioras Generales en Roma, con ocasión de la Día Internacional de la Mujer que se celebra este viernes. El evento, organizado por la Unión Mundial de las Organizaciones Femeninas Católicas UMOFC- WUCWO) contó con el patrocinio de la Embajada de Perú y la Embajada Británica ante la Santa Sede.

La Conferencia en la sede de la UISG se inauguró con el saludo introductorio de la Embajadora de Perú ante la Santa Sede, María Elvira Velázquez Rivas Plata, seguida por las intervenciones de la doctora María Lía Zervino, Presidente General de la Unión Mundial de llas Organizaciones Femeninas Católicas (UMOFC- WUCWO), Sally Axworthy, Embajadora Británica ante la Santa Sede, la doctora Martina Liebsch, director de políticas y promoción de Caritas Internacional y la doctora Flaminia Giovanelli, ex sub Secretario del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral.

Fue una conferencia “con título y estilo propositivo”, es decir, “qué es lo que puede aportar la mujer en pro de la sociedad y de la Iglesia hoy”: dijo ante los micrófonos de Vatican News la doctora Flaminia Giovanelli, ex sub Secretario del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral,  hablando de la conferencia. “Y eso – agrega Giovanelli -  se reflejó muy bien en todas intervenciones”. “Fue un encuentro muy oportunamente organizado por la UMOFC, una de las organizaciones más grandes, tiene más de 10 millones de miembros. Tiene un peso y una historia porque tiene más de cien años” – agregó Giovanelli.

La doctora Giovanelli habla de su “testimonio”: “hablé de cuatro desafíos que yo enfrenté, que sintetizaban mis 43 años de trabajo”. “El primer desafío era el de trabajar como mujer, de tener un papel de responsabilidad en un mundo de hombres” – relata. “Otro desafío que traté de enfrentar en esos años fue el de conjugar la 'ética de la vida' con la 'ética de la justicia y de la paz'. Y eso el papa Francisco lo dice muy bien en Gaudete ed Exultate, en el número 101, donde habla exactamente de esta necesidad. Finalmente, el cuarto desafío fue poner la acción y la reflexión juntas, que es, yo creo, también la filosofía de base del nuevo Dicasterio”.

“El encuentro fue introducido por una cantidad de ejemplos de buenas prácticas, guiadas por Lía Zervino, la presidente de la UMOFC, que nos explicó como en todos los continentes las mujeres trabajan en favor de la lucha a la pobreza y contribuyen al bien común de la sociedad” continúa la  doctora Flaminia Giovanelli, recordando también la emoción al  ver “un video que pasaron sobre la labor de las hermanas del Buen Pastor en India, donde trabajan al lado y para la promoción de las mujeres dalit.  

“Tenemos que seguir trabajando y no perder nuestra identidad de mujeres, en lo que es la intuición y la creatividad de las mujeres. Claro, hay que buscar nuestro espacio. Pero haciéndolo con gracia, yo creo que eso se puede encontrar”. 

El Día Internacional de la Mujer fue instituido en 1977 por la Asamblea General de la ONU para recordar la condición femenina y las luchas que muchas mujeres llevan adelante para llegar al reconocimiento de sus derechos, a una paridad de salario y de instrucción.  El tema elegido por Naciones Unidas para el Día Internacional de la Mujer 2019 es “Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio”. Vaticano News