La nueva ley de salud propuesta por los republicanos fue aprobada en el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes. (Foto/EFE)
La nueva ley de salud propuesta por los republicanos fue aprobada en el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes. (Foto/EFE)

La nueva ley de salud propuesta por los republicanos y apoyada por el presidente Donald Trump superó este jueves un primer obstáculo en el Congreso al ser aprobada en el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes.

El debate de los dos textos que conforman el proyecto de ley con el que los republicanos quieren derogar y reemplazar la reforma sanitaria promulgada en 2010 por el entonces presidente Barack Obama, conocida popularmente como Obamacare, comenzó el miércoles en dos comités de la Cámara Baja.

En la madrugada del jueves, el Comité de Medios y Arbitrios aprobó el proyecto por 23 votos a favor y 16 en contra después de casi 18 horas de debate.

Mientras, el Comité de Energía y Comercio continuaba analizando el proyecto este jueves.

En un mensaje en Twitter, el vicepresidente, Mike Pence, felicitó al presidente del Comité de Medios y Arbitrios, el legislador republicano Kevin Brady, por la aprobación del proyecto de ley, que permite estar "un paso más cerca de acabar con Obamacare".

Aunque el liderazgo republicano y la Casa Blanca han respaldado el proyecto, la bancada conservadora no está unida alrededor de esta propuesta, y los ultraconservadores por un lado, y los moderados por otro han expresado sus reservas.

De la mano del presidente de la Cámara baja, Paul Ryan, los republicanos esperan someter a votación en el pleno los textos en apenas unos días para enviar la propuesta al Senado, donde la mayoría conservadora es más estrecha y se prevén más problemas para sacarla adelante.

Mientras, los demócratas no se cansan de recordar estos días que Obamacare ha proporcionado acceso a la salud a más de 20 millones de estadounidenses que antes no tenían cobertura médica, y han criticado la propuesta de los republicanos porque, entre otras cosas, prevé recortar las ayudas para los más pobres.

El proyecto republicano desmantela las disposiciones básicas de Obamacare, incluyendo sus subsidios para ayudar a la adquisición de seguros médicos y la expansión del Medicaid, programa para el acceso sanitario a la gente de bajos recursos. EFE