Escudos del Club Barcelona de España. Foto/archivo
Escudos del Club Barcelona de España. Foto/archivo

La Fundación del FC Barcelona mantiene reuniones en Estados Unidos con fondos de inversión, instituciones y empresas para ampliar sus programas en Nueva York y Los Ángeles, en donde busca llegar a cien escuelas y 3.700 niños en planes de inclusión de discapacitados y de prevención de violencia juvenil.

Con esta meta ha viajado a Nueva York el vicepresidente del FC Barcelona, Jordi Cardoner, y la directora general de la Fundación, Maria Vallès, quienes ya han mantenido los primeros contactos para buscar nuevos "partners" en esta tarea solidaria del club azulgrana, que como recordó Cardoner a Efe siempre debe ir "al margen de los éxitos deportivos" del equipo liderado por Leo Messi.

En un país en el que el "soccer" es todavía un deporte secundario, si bien cada vez más practicado por los jóvenes en las escuelas, el FC Bar1celona ya cuenta con importantes socios, como la ONU-Unicef, uno de los emblemas del club desde ha ya bastantes años.

"Nuestro club está en un momento muy dulce para poder hacer amigos para siempre en el barcelonismo y, al margen de los éxitos deportivos, poder explicar por el mundo el ADN Barça, por qué somos 'más que un club'. Hoy el campo del barcelonismo se ha extendido por todo el mundo y Estados Unidos es una plaza importantísima", aseveró Cardoner desde la planta 39 del 277 de Park Avenue, a escasos cien metros de la oficina permanente del FC Barcelona en Manhattan.

La Fundación del FC Barcelona ya cuenta con un convenio de colaboración con el Departamento de Educación de Nueva York, con el que renueva esta semana su acuerdo para seguir trabajando en media docena de escuelas en planes centrados en fomentar la inclusión social de niños con discapacidades.

El objetivo de futuro, de la mano de nuevos socios, sería llegar a 75 escuelas, 2.700 niños y haber formado a un total de 150 profesores en la metodología de la Fundación.

El ambicioso plan azulgrana también le lleva a querer entrar en programas "afterschool" (extraescolares) en 25 escuelas de Los Ángeles en colaboración con la ONG L.A. Best para que 25 centros educativos, 1.000 niños y 25 profesores se beneficien de planes de prevención de la violencia juvenil en niños en situaciones de vulnerabilidad, en un país como EE.UU. en el que pese a su riqueza existen profundas desigualdades sociales y de pobreza.

Cardoner, que tenía previsto dedicar toda esta semana a estos objetivos, tuvo que regresar ayer por un día a Barcelona debido al fallecimiento del expresidente del club Josep Lluís Núñez, tal como informó tras un desayuno de trabajo que la firma Llorente & Cuenca organizó en Manhattan con fondos de inversión, partners y empresas para impulsar la actividad de la Fundación del FC Barcelona en EEUU. EFE