El obispo Holley en compañía de su madre. (Fotos/cortesía/familia Holley)
El obispo Holley en compañía de su madre. (Fotos/cortesía/familia Holley)

El 23 de agosto el papa Francisco nombró como obispo de Memphis a monseñor Martin David Holley, actualmente obispo auxiliar de Washington, después de aceptar la renuncia de monseñor James Terry Steib de acuerdo con el Derecho Canónico que establece los 75 años como límite de edad. Monseñor Steib ha dirigido la diócesis de Memphis desde 1993.

Los monseñores Steib y Holley son dos de los 15 obispos católicos afroamericanos de la nación. Con la jubilación del obispo Steib, ocho de ellos permanecen activos, según el secretariado de diversidad cultural de la Conferencia de Obispos Católicos de EEUU.

Después de servir 12 años como obispo auxiliar y vicario general de la Arquidiócesis de Washington, el obispo Holley será el quinto obispo de Memphis, una ciudad llamada en algunas ocasiones “El buen samaritano en las orillas del Mississippi”.

Martin David Holley (61) nació en Pensacola (Florida) el 31 de diciembre de 1954. Es el octavo de los 14 hijos de Thomas Sylvester y Mary Elizabeth Holley.

Holley asistió a escuelas católicas primarias. Fue capitán del equipo de baloncesto en la escuela secundaria de Tate y miembro del salón de la fama de la escuela. Asistió a Faulkner State Junior College en Bay Minette, Alabama, y a la Universidad estatal de Alabama en Montgomery, donde se licenció en Ciencias en 1977.

Tras haber sentido el llamado al sacerdocio desde temprana edad, Holley realizó sus estudios eclesiásticos en el Colegio Teológico y la Universidad Católica de América en Washington, DC, y el Seminario San Vicente de Paúl en Boynton Beach (Florida). Fue ordenado al sacerdocio para la diócesis de Pensacola-Tallahassee el 8 de mayo de 1987.

La primera asignación del padre Holley fue como vicario parroquial de la iglesia católica Santa María en Ft. Walton Beach, Florida, donde más tarde se convirtió en administrador. Entre otras asignaciones pastorales también sirvió a las iglesias de San Pablo y La Pequeña Flor, ambas en Pensacola, donde sirvió por diecisiete años en el Consejo Presbiteral, incluyendo dos términos como presidente.

También se desempeñó como juez del tribunal eclesiástico diocesano, director espiritual del Serra Club del oeste de la Florida y director espiritual e instructor para el programa de diaconado permanente. Sirvió en la comisión diocesana para las escuelas católicas y fue el director del departamento de Asuntos Étnicos. Ha sido miembro de la conferencia conjunta del Caucus del Clero Católico Negro Nacional desde 1983.

Fue nombrado obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Washington por el papa Juan Pablo II, su ordenación episcopal fue el 2 de julio de 2004 en la Catedral de San Mateo Apóstol en Washington, DC. Monseñor Holley desarrolló una gran devoción por Santa Faustina y el mensaje de la divina misericordia durante sus años como sacerdote, en consecuencia eligió “Su misericordia perdura” como su lema episcopal.

Holley sirve en varios comités de la Conferencia Nacional de Obispos Católicos de EEUU, incluyendo la Comisión de Laicos, Matrimonio, Vida Familiar y la Juventud; Actividades próvida; y Colectas Nacionales; así como el subcomité para Asuntos Hispanos. También sirvió en numerosos comités de Diversidad Cultural y Comunicaciones; así como en los subcomités para África; Obispos Católicos Afroamericanos; Ministerio de los Obispos y Vida; Laicos, Mujeres, Niños y Juventud; y Migración.

Ha sido miembro de la junta directiva de Catholic Relief Services y capellán de los caballeros de San Pedro Claver. Es miembro  de la Red Interreligiosa de Washington, la Fundación Internacional Católica para el servicio de las personas sordas y Atletas Católicos para Cristo.

Como vicario general de la Arquidiócesis de Washington, Holley sirvió en los consejos de la Conferencia Católica de DC, Conferencia Católica de Maryland y Caridades Católicas de la Arquidiócesis de Washington. Es miembro del colegio arquidiocesano de consultores, consejo presbiteral, junta directiva para los seminaristas, junta administrativa y es presidente del Colegio de Decanos, que supervisa los catorce decanatos de la Arquidiócesis de Washington.

Como asesor de los ministerios étnicos, Holley también supervisó las necesidades pastorales de las comunidades étnicas y de lengua dentro de la arquidiócesis.

La ceremonia de instalación de monseñor Holley como quinto obispo de Memphis será en el Centro de convenciones Cook el 19 de octubre a las 2 de la tarde.

La diócesis de Memphis cubre unas 10.682 millas cuadradas en el estado de Tennessee. Su población total es de 1.57 millones; un poco más de 65.000 católicos (4%).

En la conferencia de prensa al ser presentado por monseñor Steib, Holley dijo que se sentía profundamente honrado con su nombramiento como el quinto obispo de Memphis por su santidad el papa Francisco y agradeció al Papa por expresarle su confianza a través de esta nueva asignación en este momento de su vida.

Aseveró sentirse "feliz de poder conocer a todos los sacerdotes, diáconos, religiosos, seminaristas y fieles laicos de la diócesis de Memphis en los próximos meses. Expresó su más profundo agradecimiento a su predecesor, el obispo Terry Steib por su cálida y generosa recepción en la diócesis de Memphis, y realzó el pastoreo episcopal de monseñor Steib por más de23 años y le dijo que será una bendición su permanencia en  la diócesis por muchos años más.