Las autoridades advierten que el invierno podría ser severo. En foto de archivo se observa a una persona sin hogar  caminando por las calles de Washington.  (Foto/archivo)
Las autoridades advierten que el invierno podría ser severo. En foto de archivo se observa a una persona sin hogar caminando por las calles de Washington. (Foto/archivo)

Las bajas temperaturas de la temporada invernal ya empezaron a sentirse en el área metropolitana y tanto Caridades Católicas como el Distrito de Columbia recuerdan a la comunidad que cuentan con albergues cuando las temperaturas desciendan drásticamente. Los albergues contra la hipotermia permanecen abiertos entre las 7:00 PM y 7:00 AM siempre que se registre una temperatura por debajo de los 32º F. Las personas que necesiten un lugar donde pasar la noche pueden llamar al (202)561-4014 ó (800)535-7252.  

El Distrito de Columbia cuenta con un plan de invierno para personas sin hogar el cual se activará ante la alerta de hipotermia. Para solicitar el transporte del refugio para los residentes de DC que no tienen hogar, pueden llamar a la línea directa (202)399-7093. El servicio es gratuito y no se necesita presentar documentos oficiales de identidad.

Jackie Reyes, directora  de OLA, señaló que los hispanos que enfrenten necesidades para pasar la noche o si los residentes del Distrito de Columbia observan a una persona durmiendo en la calle deben llamar sin temor al (202)399-7093. “Nosotros no pedimos documentos, no tenemos ningún contacto con los agentes de inmigra-ción. Nuestra misión es servir a las personas sin hogar que necesitan ayuda para escapar de la ola de frío”.  

Los albergues contra la hipotermia para hombres se encuentran: Centro de Recreación Banneker (Banneker Recreation Center); Centro de Recreación Columbia Heights (Columbia Heights Recreation); parroquia del Sagrado Corazón (Sacred Heart Church); Iglesia St. Luke (St. Luke Church) y Centro de Recreación Kennedy (Kennedy Recreation Center). El albergue para mujeres es la Iglesia Bautista New Covenant (New Covenant Baptist Church).

Caridades Católica de Washington recuerda que existen albergues de emer-gencia que se encuentran abiertos los 365 días del año, en donde también brindan camas adicionales para alojar a más personas durante las alertas por inclemencias climáticas graves.

Tanto las autoridades municipales como los servidores religiosos, ya se preparan para enfrentar tormentas de alto impacto durante los meses de enero y febrero próximo.

Pronóstico del invierno

Según los pronósticos de AccuWeather, para los meses de enero y febrero las temperaturas se volverán más frías. Algunas de las ciudades alrededor de la Interestatal 95 notarán un descenso significativo de la temperatura en comparación con el año pasado.

Por otro lado, en partes   de las llanuras del sur prevalecerán constantes condiciones de tormentas de nieve y hielo.

El fenómeno de El Niño influirá en el clima en el noreste, el Atlántico medio, los Grandes Lagos, el este del valle de Ohio.

El Niño forma parte de un patrón climático de rutina que se produce cuando las temperaturas de la superficie del mar en el Océano Pacífico tropical aumentan a niveles superiores a lo normal durante un período prolongado de tiempo.

“La ciudad de Nueva York y Filadelfia pueden experimentar temperaturas entre 4 a 8 grados más frías en febrero en comparación con el pasado febrero”, dijo Paul Pastelok, meteorólogo experto en pronósticos a largo rango de Accu-Weather.

En los estados del Atlántico medio, es probable que haya algunas grandes tormentas de nieve. Sin embargo, la mayor parte de la acción de tormentas de nieve ocurrirán en el extremo noreste.

En los Grandes Lagos, la nieve será menos frecuente de lo normal, a pesar de las temperaturas del agua superiores a lo normal. Es posible un aumento a fines del invierno, pero, para la temporada en general, los residentes recibirán menos nieve de lo que están acostumbrados.

En la región del sureste de Estados Unidos (el valle de Tennessee y la costa del Golfo) atravesarán una temporada bastante activa.

Enero y febrero serán particularmente propicios para las amenazas de nieve y hielo, con pronósticos de múltiples tormentas para la región.

A finales del invierno, Florida deberá estar en alerta por la amenaza de tiempo severo y las inundaciones repentinas que ocurrirán en la región.

Al igual que en las zonas más al este, los estados del medio oeste y las planicies centrales y septentrionales disfrutarán de un comienzo suave de la temporada, antes de que lleguen los brotes de frío.

Es probable que las nevadas en estas regiones se mantengan por debajo de lo normal, con tormentas que ocurren con menos frecuencia de lo habitual.

“No será un gran año para la nieve en las principales ciudades como Chicago y Minneapolis”, agregó el experto.

Calor y sequedad dominarán el suroeste

Un típico El Niño traerá clima húmedo y fresco al suroeste; sin embargo, se prevé que el patrón será un poco diferente esta temporada.
Es probable que el suroeste interior termine más seco, con más precipi-taciones en el centro de California, particularmente en la mitad de la temporada.

En ocasiones, la región puede experimentar temperaturas ligeramente superiores a lo normal, especialmente en febrero.
Ciudades como Flagstaff (Arizona), Albuquerque (Nuevo México) y Las Vegas (Nevada) podrían llegar a 2 ó 4 grados Fahrenheit por encima de lo normal.

Nieve y lluvia

Un fenómeno conocido como “pineapple express” o río atmosférico podría ocurrir este invierno, provocando un profundo flujo de humedad en el oeste de EEUU.

Los ríos atmosféricos son eventos meteorológicos en los que grandes flujos de humedad procedentes de Hawaii, llegan hasta la costa oeste de Estados Unidos y aumentan la probabilidad de lluvia.

“Los lugares en la costa oeste podrían ser golpeados por bastante humedad”, dijo Pastelok.

Se prevé que de enero a comienzos de febrero será el período más tormentoso para el noroeste y el norte de California antes de que las condiciones se sequen en febrero.