Monseñor Mark Brennan participa en la serie evangelizadora “Teología en el bar”. Ahora es el nuevo obispo designado en la Arquidiócesis de Baltimore. Foto/archivo
Monseñor Mark Brennan participa en la serie evangelizadora “Teología en el bar”. Ahora es el nuevo obispo designado en la Arquidiócesis de Baltimore. Foto/archivo
Con sentimientos encontrados, de alegría y de tristeza,  el pasado lunes 5 de diciembre recibimos la noticia grata de la oficina de prensa del Vaticano sobre el nombramiento de monseñor Mark E. Brennan, sacerdote de la Arquidiócesis de Washington y actual párroco de la parroquia de San Matín de Tours, como uno de los dos obispos auxiliares que el papa Francisco nombró para la Arquidiócesis de Baltimore.
Para todos nosotros este nombramiento es un motivo de inmensa alegría y agrade-cimiento al Señor por llamar a este gran sa-cerdote y pastor de almas a servir en la Arquidiócesis de Baltimore, en la persona del señor arzobispo William Lori y al servicio de todos los fieles de esa inmensa arquidiócesis. Estamos seguros de que entre las tareas de su ministerio episcopal, el desarrollo pastoral de las comunidades hispanas y multiculturales será uno de los principales encargos que recibirá, por las cualidades y la experiencia que posee en ese campo pastoral. Es bueno saber que podemos decir que sacerdotes, religiosos, religiosas y fieles de las comunidades inmigrantes de la Arquidiócesis de Baltimore han ganado en la persona de este nuevo obispo un pastor abnegado que cuidará y velará por todos y cada uno de ellos.
Por otra parte, refiriéndonos a nuestra Iglesia particular de Washington no podemos dejar de lamentar la pérdida  de uno de los párrocos más abnegados y trabajadores que por trece años estuvo a cargo de  la parroquia de San Martín de Tours en la ciudad de Gaithersburg. Durante todos esos años le vimos y le seguimos en su servicio eficaz y liderazgo pastoral en dicha parroquia la cual posee una gran connotación multicultural. Su trabajo y amor por las comunidades inmigrantes y su celo sacerdotal fue siempre evidente y constante. El Centro Católico Hispano se vinculó en diferentes oportunidades a la misión de la parroquia de San Martín, como también todos los programas de Caridades Católicas siempre encontraron a su parroquia como una de las parroquias piloto para desarrollar cualquier acción que beneficiara a nuestras comunidades inmigrantes.
En los cuarenta años de sacerdocio al servicio de la Arquidiócesis de Washington, el obispo electo Brennan caminó siempre muy de cerca a los hispanos, sus asignaciones  siempre fueron bilingües y al servicio de las comunidades multiculturales entre otras las parroquias de Santo Tomás y San Bartolomé. También se desempeñó como director de vocaciones en la Arquidiócesis, durante los años en la oficina de vocaciones, atrajo, motivó y patrocinó  candidatos de nuestras comunidades hispanas para que ingresaran a nuestros seminarios para comenzar una formación sacerdotal.  Evidentemente estamos muy agradecidos por todo el bien que durante todos estos años el obispo electo Bre-nnan realizó en medio de todos nosotros y de esta arquidiócesis. Nuestro sentimiento de agradecimiento y gran afecto por su persona, será siempre expresado en nuestra oración continua para que el Espíritu Santo le asista en todo momento y para que su misión continúe siendo buena y santa, edificando siempre el Reino de Dios en la tierra y el cual como lo meditamos en este tiempo de Adviento,  llegará a su plenitud con la segunda venida de Cristo, cuando Él regrese en su gloria a juzgar a vivos y  a muertos.
Para los que deseen orar con el obispo electo Brennan y felicitarle por su nombramiento, él estará concelebrando la misa en honor de Nuestra Señora de Guadalupe que su eminencia el señor cardenal Wuerl oficiará en el Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción este sábado 10 de diciembre a las 2PM. Agradezcamos juntos al Señor, por intersección de María de Guadalupe, su amor y misericordia para con su Iglesia al proporcionar pastores fieles, santos y misericordiosos al servicio de su grey.