Archdiocese of Washington
Catholic Standard
RSS
Facebook
Twitter
Contactos
 
ARQUIDIÓCESE DE WASHINGTON, Sirviendo a la Communidad
An image.
Saturday, July 21, 2018
An image.
  • Sudáfrica y el mundo celebró, esta semana, en el centenario de su nacimiento, la memoria del héroe de la lucha contra el régimen de segregación racial del ‘apartheid’, Nelson Mandela, quien dedicó su vida al sueño de lograr una sociedad justa para todos. 
  • Luego de tensas semanas de obcecadamente insistir en su política migratoria de “cero tolerancia”, el Gobierno de la administración Trump firmó –al cierre de esta edición– una orden ejecutiva que pone fin a la inhumana y cruel separación de niños inmigrantes de sus padres en la frontera sur de Estados Unidos. 
  • La narrativa de derechos humanos está siendo amenazada en Estados Unidos, donde al margen de nuestras diferencias y de la diversidad multicultural de la nación se pretende ignorar que, todos, sin excepción, respiramos el mismo aire. 
  • La imagen de nuestra comunidad está, virtualmente, en manos de la segunda generación de hispanos en Estados Unidos, puntualizó hace más de una década un reporte de la Universidad Estatal de Arizona precisando, además, que “el poder de cambiar para siempre la imagen” de nuestra comunidad, en los próximos años, “está en manos de la segunda generación de hispanos”.
  • Vivimos una ‘inflación de medios’ donde a juicio de los demagogos los hombres de prensa creen que las soluciones emergen de sus investigaciones sesudas sobre el discernimiento de la realidad. Populistas y demagogos –para quienes esa ya no es la manera como funciona la realidad– se consideran más bien hacedores de la realidad. Y mientras otros la estudian a consciencia, los líderes de imperios actúan para crear nuevas realidades que otros puedan interpretar. En la serie británica de ciencia ficción ‘Dr. Who’ (1977) se dice algo similar: “Los poderosos y estúpidos tienen algo en común, no alteran sus puntos de vista para adecuarlas a los hechos, más bien ‘alteran’ los hechos para que se adecúen a sus puntos de vista lo que puede ser incómodo si uno forma parte de los sucesos que necesitan ser alterados”.
  • Recordar la increíble vida y trágica muerte de Martin Luther King Jr. –asesinado un 4 de abril de 1968– es hacer una remembranza de nosotros mismos: una pausa para reflexionar y acercarnos, a través de la lectura de sus escritos y discursos, a su visión y sabiduría para hacer el esfuerzo de dialogar con los demás.
  • La igualdad requiere algo más que el crecimiento económico, aunque si lo presupone. Requiere un enfoque inclusivo que tenga en cuenta la dignidad de toda persona humana y el bien común: una visión trascendente de la persona. 
  • Inmersos en un mar de gente, cientos de miles de jóvenes –casi todos estudiantes– en Washington, DC, Parkland, Los Ángeles, Londres, París, Berlín, Amsterdam, Sidney y otras ciudades del planeta, enviaron un diáfano y brioso mensaje en la reciente global ‘Marcha por Nuestras Vidas’.
  • Es un escándalo moral que cualquier civil pueda comprar legalmente armas automáticas diseñadas para matar personas con brutal eficiencia y velocidad, como ocurrió –en el más reciente tiroteo en el día de San Valentín– en la escuela secundaria Marjory Stoneman de Parkland (Florida).
  • La Corte Suprema de EEUU rechazó, esta semana, la apelación de la Casa Blanca para revisar la revocación del Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) dejando en una mayor incertidumbre el futuro de cientos de miles de jóvenes inmigrantes (dreamers), quienes en medio de la angustia y las plegarias se acuestan y se levantan a revisar cualquier noticia sobre materia migratoria con la esperanza de que las cosas mejoren.
  • El estado de sitio y el horrífico miedo cotidiano en el que viven los inmigrantes y refugiados debido a la insana retórica de usar iterativamente adjetivos insultantes –que no se condicen con la realidad, la decencia y la ética cristiana– es una inaceptable afrenta no solo a la memoria y la historia, sino también a las raíces fundacionales de un país hecho por inmigrantes.
  • Cuando narramos una historia no la contamos para nosotros mismos, sino para los demás, para comunicar sentido, historia y lugar de pertenencia que sea la ‘otra cara de la acción’ para ser comprendidos y ser más ‘real’. 
  • Estos no son momentos de pasividad, menos de resignación. Es ‘la hora de sacudirnos de esa postra-ción negativa que es la resig-nación que nos hace creer que podemos vivir mejor si esca-pamos de nuestros problemas’ (papa Francisco), que nos hace creer que los conflictos se solucionan por generación espontánea.
  • Da igual dónde, da igual cuándo, la sin razón del nativismo, la demagogia del nacionalismo y la obsesión por el ‘brillo del oro’ que produce ceguera. 
  • Tantas veces, innumerables veces a lo largo de nuestra existencia, tomamos decisiones cuyas consecuencias definirán no solo quiénes somos o la calidad de la madera de la que estamos hechos, sino también nuestro futuro, mediato e inmediato, y a no   dudarlo, ténganlo siempre presente, el de nuestros vástagos. 
GO
  • Sudáfrica y el mundo celebró, esta semana, en el centenario de su nacimiento, la memoria del héroe de la lucha contra el régimen de segregación racial del ‘apartheid’, Nelson Mandela, quien dedicó su vida al sueño de lograr una sociedad justa para todos. 
  • Luego de tensas semanas de obcecadamente insistir en su política migratoria de “cero tolerancia”, el Gobierno de la administración Trump firmó –al cierre de esta edición– una orden ejecutiva que pone fin a la inhumana y cruel separación de niños inmigrantes de sus padres en la frontera sur de Estados Unidos. 
  • La narrativa de derechos humanos está siendo amenazada en Estados Unidos, donde al margen de nuestras diferencias y de la diversidad multicultural de la nación se pretende ignorar que, todos, sin excepción, respiramos el mismo aire. 
Arquidiócesis de Washington | Misas en Español | Ministerio Hispano